El IBEX 35 se recupera del impuesto Meloni con Repsol y la banca a los mandos

El IBEX 35 rebota un 0,57% pero queda lejos de los máximos del día, una señal que invita a la cautela. Los bancos y Repsol lideran las subidas

El IBEX 35 recuperó el pulso tras las caídas del martes y se anotó una subida del 0,57%, hasta los 9.354 puntos. Los bancos y Repsol tomaron los mandos del selectivo después de que Italia diera marcha tras y suavizara el impuesto a las entidades financieras.

Ni veinticuatro horas tardó el ejecutivo de Giorgia Meloni en recular y bajar el gravamen hasta el 0,1 por ciento de los activos ponderados por riesgo.

Publicidad

Los bancos lo celebraron en bolsa, pero con moderación, lo que llevó al Ftse Mib italiano a rebotar un 1,2 por ciento y al Dax alemán a anotarse el 0,5 por ciento.

Los alcistas también se dejaron ver en el IBEX 35, aunque finalmente el selectivo terminó lejos de los máximos del día y fue incapaz de amarrar los 9.400 puntos que tenía conquistados a media sesión.

Es una señal que invita a la cautela, ya que el apetito por el riesgo quedó bastante tocado tras la aprobación del impuesto en Italia. La rebaja de la tasa es un matiz casi menor. El miedo de los inversores es que otros gobiernos necesitados de ingresos sigan los pasos de Italia.

Repsol lidera el rebote junto con los bancos

BBVA, Caixabank y Banco Sabadell lideraron la recuperación de los valores financieros con alzas del 1 por ciento.

En todo lo alto, sin embargo, quien sobresalía era Repsol, impulsado por un incremento del 40 por ciento en los precios del gas europeo y por un rebote del crudo Brent del 1 por ciento, hasta el filo de los 88 dólares por barril.

Fue una sesión de alivio para las plazas europeas tras las fuertes emociones de la jornada anterior. El rebote podría haber sido más intenso de no haber pinchado Wall Street, cuyos principales índices echaron a andar con caídas del 0,3 por ciento.

Publicidad
Publicidad

El mercado, a la espera de los datos de inflación en los EEUU

También se notó la mayor volatilidad típica del mes de agosto, y el hecho de que los inversores se movieran con bastante cautela, a la espera de los trascendentales datos de este jueves de inflación en los Estados Unidos.

Se espera que el IPC muestre que la inflación aumentó a un ritmo anual del 3.3 por ciento en julio, marcando la primera aceleración desde junio de 2022, según el consenso de analistas de Bloomberg.

Igualmente, los expertos esperan que la tasa de inflación subyacente retroceda suavemente hasta el 4,7 por ciento.

Publicidad

Fuerte subida de los precios del gas

Contra todo pronóstico, fue el sector energético el que mayor partido sacó a la sesión tras dispararse los precios del gas un 40 por ciento, la mayor subida desde que estalló la guerra en Ucrania.

La razón de las alzas tuvo que ver con el miedo de los inversores a una huelga en Australia, lo que podría desencadenar interrupciones en los suministros.

Los compradores asiáticos "probablemente aumentarán las importaciones de gas natural licuado" para reemplazar los volúmenes australianos en caso de interrupciones, lo que también afectaría a Europa, dijo Nick Campbell, director de la consultora Inspired.

El gas natural licuado se ha convertido en un suministro básico para Europa, por lo que cualquier señal de que este flujo esté en riesgo respalda los incrementos de precios.

Publicidad

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de