El oro se hunde por el miedo a que la Fed acelere la retirada de estímulos

El miedo a que la Fed acelera la retirada de estímulos desata un 'flash crash' en el mercado del oro., que se hunde a los 1.740 dólares La plana se desploma un 7 por ciento

El mercado del oro sufrió una fuerte sacudida este fin de semana que se tradujo en un desplome de las cotizaciones. Un ‘flash crash’ en toda regla que llevó los precios hasta los 1.740 dólares, aunque el metal logró recuperar parte de las caídas.

La economía de los Estados Unidos aceleró la creación de empleo en julio hasta un nivel que sorprendió al mercado, lo que incrementó el miedo a que la Reserva Federal comience a retirar antes de tiempo sus estímulos monetarios.

La liquidación también alcanzó a la plata, que llegó a desplomarse más del 7 por ciento, lastrada igualmente por el fortalecimiento del dólar provocado tras el dato de empleo.

De esta forma, el oro se desplomó hasta mínimos de marzo y se acercó peligrosamente a sus niveles más bajos en un año.

Los inversores temen la retirada de estímulos de la Fed y castigan al oro

Los 943.000 puestos de trabajo que creó la economía de los Estados Unidos en julio quedaron muy por encima de los 870.000 que esperaba el mercado. El miedo a la inflación terminó por desatar las ventas.

Uno de los catalizadores que impulsó al oro por encima de los 1.800 dólares fue el programa de estímulos monetarios desplegado por el banco central estadounidense para luchar contra el coronavirus.

Publicidad
Publicidad

Al implicar un incremento en la oferta de dólares, la divisa estadounidense perdió valor en términos relativos e impulsó a los inversores a refugiarse en el oro.

Pero el buen dato de empleo de julio cambió la percepción del mercado, a lo que hay añadir algunos comentarios por parte de miembros de la Fed.

Así, el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, dijo que el banco debería comenzar a retirar los estímulos más pronto que tarde, y de manera gradual, lo que incrementó el miedo al también conocido como ‘tapering’.

La baja liquidez multiplica el impacto sobre el oro

Las expectativas de ajuste en la política monetaria desataron las ventas, que además se vieron aceleradas por la baja liquidez propia del mercado estival.

En pocos minutos, la cotización del oro llegó a hundirse más de 60 dólares. La baja liquidez combinada con la gran cantidad de ‘stop loss’ que se activaron, se tradujo en un inicio de semana tumultuoso.

Publicidad

“Es un poco pronto para asegurarlo pero este tipo de capitulación normalmente suele coincidir con una bajada significativa del mercado”, dijo John Feeny, gestor de la firma Guardian Vaults.

Para el metal precioso comienza así una semana complicada donde la volatilidad está a la orden del día. Algunos bancos de inversión, como Goldman Sachs, llegaron a pronosticar niveles de 2.000 dólares que ahora parecen muy lejanos.

En portada
Publicidad
Noticias de