El petróleo se dispara hasta los 100 dólares

El ataque de Rusia a Ucrania ha disparado el precio del petróleo hasta los 100 dólares por barril

El ataque de Rusia a Ucrania ha hecho sembrar el pánico en los mercados y una de las primeras consecuencias es el significativo aumento del precio del petróleo, que se ha disparado hasta los 100 dólares durante las primeras horas de la mañana, aumentando la cotización del crudo de Brent más del 6 por ciento.

El petróleo West Texas Intermediate ha dibujado un aumento paralelo, elevando el precio de su barril hasta los 98 dólares.

Publicidad

Para observar un precio del petróleo más alto que el que ofrece el mercado en estos momentos, hay que volver a 2014, momento en que el WTI alcanzó los 103 dólares mientras que el Brent se elevaba hasta los 115 dólares.

Y de acuerdo a la opinión de algunos expertos, la posibilidad de que el crudo vuelva a esos topes es muy factible.

Un alza del petróleo previsible que ha pillado al mercado a contrapié

"El precio del petróleo puede escalar hasta los 110 dólares, el oro va camino de los 2000 dólares y la incertidumbre permanecerá en el corto plazo", aseguraba el portavoz de eToro en España, Javier Molina.

Molina señalaba que el sentimiento inversor está en zona de miedo con la volatilidad al alza, y que a tenor del movimiento visto en la apertura europea, el riesgo de Ucrania no estaba descontado.

Publicidad
Publicidad

La perspectiva del experto de eToro coincide con la perspectiva que dejaban distintas fuentes del mercado consultadas por finanzas.com para el especial de la Revista Inversión sobre la posible invasión de Rusia a Ucrania.

Antes de la escalada de tensiones provocada por Vladimir Putin, los expertos llamaban a mantener la calma, confiando en un buen trabajo de la diplomacia que relajara la incertidumbre y no avivara la irracionalidad del mercado, manteniendo los precios del petróleo estables.

Esta premisa, sin embargo, no se ha cumplido, y los inversores han reaccionado a las noticias del ataque en Ucrania con un frenético movimiento de carteras que, en el caso del petróleo, apunta al cumplimiento de los peores pronósticos.

Los 150 dólares como referencia maldita

A pesar de la subida de los futuros del crudo de Brent y del WTI tras las primeras horas de la mañana en que Rusia anunció su incursión en Ucrania, desde Standard & Poor's han mantenido su previsión de que la demanda de petróleo siga asumiendo un crecimiento de 4,1 millones de barriles por día en 2022.

Es decir, que la agencia de calificación crediticia confía en que, a pesar de un conflicto que puede agravarse en función de la respuesta internacional y los siguientes pasos de Putin, la producción de petróleo se mantenga constante.

Publicidad

En un escenario "de incursión limitada en Ucrania", no obstante, S&P apunta que el crecimiento de la demanda mundial "podría disminuir en 0,7 millones de barriles por día".

Hace menos de tres meses, con el precio de los barriles de petróleo disparado por el efecto de la inflación y el temor a que la OPEP+ redujera el suministro de crudo, JP Morgan preveía que el precio por barril alcanzara los 125 dólares en 2022 y los 150 dólares en 2023.

Ese horizonte no parece ahora tan lejano tras la explosión del conflicto en el este de Ucrania. El mercado, de momento, ha asumido el peor escenario.

En portada
Publicidad
Noticias de