Trading intradía: cómo recoger beneficios y fijar los stop loss

En el trading intradía, los pequeños detalles generan grandes beneficios. Saber recoger beneficios y emplear bien los stops de pérdidas es fundamental

En el trading intradía no solo es importante anticipar tendencias y tener un buen plan. La diferencia entre el éxito y el fracaso está en los pequeños detalles, que son los que generan grandes beneficios.

Por eso, cualquier estrategia que se precie debe contemplar de antemano cómo recoger las ganancias y establecer límites a las pérdidas.

Publicidad

La técnica más común para fijar el stop loss, o límite de pérdidas, consiste en colocar un tick o punto por debajo de la barra en la que se ha ejecutado la entrada al mercado, siempre y cuando sea una posición compradora.

En caso de que la entrada se produzca mediante una ruptura al alza tras completarse una formación técnica, el stop se puede colocar un punto o tick por debajo del mínimo absoluto de esa formación.

Los stop loss nunca se mueven a la baja para hacer un trading correcto

Por supuesto, las manos fuertes del mercado conocen perfectamente esta técnica. Por eso, en algunas ocasiones pueden operar intentando barrer stops para hacer saltar las posiciones minoristas.

Cuando sospechan que esto puede ocurrir, los traders suelen fijar los stops de manera algo más arbitraria. Por ejemplo, utilizando un porcentaje a partir del punto de entrada en función de la pérdida máxima que esperan soportar.

Publicidad
Publicidad

Lo que sí es importante puntualizar es que los stop loss jamás deben moverse a la baja en caso de que la cotización está a punto de hacerlos saltar. Hay una máxima que siempre se cumple: la primera pérdida es siempre la más pequeña.

La colocación del stop de beneficios es fundamental

Cuando el trader ejecuta una entrada en el mercado y la posición se mueve a su favor, debe evitar por todos los medios que esa operación ganadora se convierta en perdedora. Y la forma de hacerlo es utilizando el stop de beneficios.

Esto límite debe activarse en cuanto la posición se ha movido a favor del trader en un número determinado de puntos. El ajuste de estos puntos deber hacerse según la historia de movimientos del valor en el plazo temporal en el que se opera.

Una vez colocado este límite, es habitual aunque no obligatorio, operar con el llamado “trailing stop”. Estos límites protegen los beneficios una vez que las ganancias ya han alcanzado un nivel determinado.

Aunque su uso es muy conveniente, hay situaciones en las que el empleo del “trailing stop” se vuelve casi obligatorio. Por ejemplo, después de cinco barras consecutivas a favor de la entrada, hay que colocar este stop un punto por debajo de la quinta barra.

Publicidad

El trailing stop no es lo mismo que el stop loss dinámico. En este último caso, el límite de pérdidas se va moviendo automáticamente en función de un porcentaje. Con el ‘trailing stop’, es el trader quién decide cuándo y cómo ajusta el stop.

Cómo recoger beneficios correctamente y optimizar el trading

Muchos traders, especialmente los más noveles, consideran que recoger beneficios es la parte más fácil de toda la operativa. En realidad, es de las más complicadas. Nadie se arruinará por hacerlo mal pero sí dejará de perder muy buenas oportunidades.

La clave de todo es que la entrada tenga marcada un objetivo, que deberá venir determinado por el sistema o de manera discrecional. Alcanzado ese nivel, como mínimo hay que deshacer la mitad de la posición y empezar a aplicar técnicas de trailing stop.  

Los traders más experimentados pueden fijar objetivos para recoger beneficios según las condiciones de volatilidad de cada mercado. Para ello, se suele utilizar el indicador ATR (average true range).

Publicidad

La clave de todo es tener en cuenta que una retirada a tiempo o con beneficios, o al menos sin pérdidas, es siempre un victoria. Incluso aunque no se haya alcanzado el objetivo previsto.

En portada
Publicidad
Noticias de