Dos semanas después de la aparición de ómicron: ¿Hacia dónde vamos?

Las casos provocados por ómicron se duplican en pocos días. Los inversores se aferran a cualquier pista

Poco más de dos semanas desde el descubrimiento de ómicron se ha aprendido mucho sobre la última variante del coronavirus.  Y aún queda mucho por descubrir. 

Los primeros datos de Sudáfrica, el epicentro hasta ahora, muestran que el virus parece propagarse mucho más rápido que las cepas anteriores, pero tampoco parece causar una enfermedad grave. 

Todavía no hay nada definitivo, por lo que el mundo sigue en cierto modo en la oscuridad. Con los casos provocados por ómicron que se duplican cada pocos días en el Reino Unido, los responsables políticos y los inversores se aferran a cualquier pista; la propagación en Gran Bretaña podría ser un presagio de lo que vendrá en toda Europa y los Estados Unidos. 

Las autoridades sanitarias se habían movido hacia finales de año con un poco de esperanza de que la era Covid estaba cambiando a una fase más manejable. 

No está claro si 2022 tendrá éxito en la lucha contra el virus

Pero ahora aún no está claro si 2022 tendrá éxito donde 2021 ha sido derrotado: suprimir la propagación del virus lo suficiente para detener las oleadas de infección y acabar por fin con las restricciones. 

Los primeros estudios de laboratorio indican que ómicron es mucho más transmisible que incluso la delta, la cepa que se extendió rápidamente por todo el mundo, llenando los hospitales y aumentando las tasas de mortalidad. 

Publicidad
Publicidad

También muestran que puede infectar a los vacunados o a los que ya han enfermado de Covid-19.  Lo que aún no se sabe es cómo se ha desarrollado, y si causará una enfermedad más grave en países con poblaciones mayor que la de Sudáfrica.

Tampoco está claro si puede competir con el delta en lugares donde esa versión es dominante ahora, como Europa y EEUU.

Los nuevos casos en Sudáfrica, tras una de la tercera ola delta, fueron insignificantes durante semanas antes de que de la aparición de ómicron.

Michael Osterholm, director del Centro de Investigación y de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota, dijo esta semana que la información hasta ahora apunta a una mutación. 

"El gran reto que vamos a tener es confirmarlo en las próximas dos semanas", dijo en su podcast Osterhom Update. "A partir de ahí, entonces podremos averiguar qué significa en términos de la siguiente etapa de la pandemia para el mundo". 

Publicidad

Esto es lo que sabemos hasta ahora:  

¿A qué velocidad se está extendiendo ómicron? 

En Gauteng, donde se centra actualmente el brote de Sudáfrica, la tasa de reproducción - la velocidad de propagación del virus - es superior a 3. Esto es lo más alto que ha sido y significa que cada persona infectada infecta de media a tres más. 

Los casos en Sudáfrica están aumentando a un ritmo casi récord, y la tasa de aumento ha superado las tres olas anteriores en ese país. 

Ómicron es 4,2 veces más transmisible que delta, según un estudio realizado en Japón. 

Publicidad

El Reino Unido dice que la nueva cepa está creciendo mucho más rápido que delta, y espera que ómicron se convierta en la variante dominante a mediados de de diciembre, y que represente más de la mitad de los nuevos casos. El viernes, el Reino Unido informó de casi 58.200 casos de Covid.

¿Cuál es la gravedad de las infecciones?  

*Con el brote de sólo unas semanas de antigüedad es demasiado pronto para decirlo definitivamente, pero los médicos han informado de pacientes con fatiga y dolores de cabeza y poco más. Eso es un gran contraste con el delta: pulso acelerado y problemas respiratorios. 

Los tres mayores operadores de hospitales privados de Sudáfrica dicen que los casos son mucho más leves que en olas anteriores. Hay pocas personas con oxígeno o ventiladores y sólo un ligero aumento de muertes. 

Actualmente hay unas 5.000 personas con Covid en los hospitales sudafricanos, una cuarta parte de los picos observados en las dos olas anteriores.

Publicidad

¿Afecta a los niños de forma diferente a las variantes anteriores? 

En los primeros ingresos hospitalarios en Sudáfrica hubo un mayor número de niños menores de 5 años que antes.  Sin embargo, la mayoría sólo permanece en el hospital durante poco tiempo, y el ministro de Salud, Joe Phaahla, dice que no hay informes de complicaciones respiratorias. 

¿Funcionan las vacunas? 

Sí y no. 

El Instituto de Recursos Sanitarios de África fue el primero en aislar el virus y probarlo con la vacuna de Pfizer. Ómicron es capaz de evadir en gran medida, pero no completamente, los anticuerpos generados en respuesta a la inoculación, según mostró la investigación. 

El propio estudio de Pfizer lo respaldó. 

El Reino Unido dijo el viernes que dos vacunas de Astrazeneca  o la asociación Pfizer-Biontech proporcionaban una protección mucho menor contra la infección sintomática con ómicron, en comparación con la cepa delta.

Pero un refuerzo elevó esa protección a entre el 70 y el 75 por ciento en los días después de la inyección, según los datos preliminares de un pequeño estudio. 

Los datos de los hospitales sudafricanos del municipio de Tshwane presentados el 3 de diciembre mostraron que el 68 por ciento de los ingresos hospitalarios por coronavirus eran de personas menores de 40 años.

Esto se compara con personas mayores de 50 años, que representaron el 66,1 por ciento de las hospitalizaciones durante las primeras semanas de la tercera oleada.

Los sudafricanos mayores de 60 años tienen el doble de probabilidades de haber sido vacunados que los menores de 34 años. 

¿De dónde procede? 

Hay tres teorías. 

La primera es que el virus mutó en alguien que estaba inmunodeprimido y que albergó el patógeno durante mucho tiempo, permitiendo que cambie y luego infecte a otros. En Sudáfrica hay 8,2 millones de personas portadoras del VIH, que provoca la enfermedad del sida. 

La segunda es que el coronavirus cruzó de nuevo a un animal, mutó y luego volvió a infectar a un humano. 

La tercera es que se desarrolló circulando en algún lugar con poca secuenciación genética y sin mucho acceso a la atención sanitaria. Fue entonces recogido en Sudáfrica, donde la secuenciación de muestras es comparativamente común. Algunos de los sistemas sanitarios más débiles del mundo están en África. 

Entonces, ¿hacia dónde ir a partir de aquí? 

Depende de a quién escuches. 

Richard Friedland, director general del mayor grupo hospitalario privado de Sudáfrica, Netcare, es optimista. 

"En realidad creo que hay un resquicio de esperanza y esto puede el fin del Covid-19, ya que se ha atenuado hasta el punto de que es muy contagiosa, pero no causa enfermedad grave", dijo. "Es pronto, pero me da menos pánico. Me parece diferente sobre el terreno". 

La Organización Mundial de la Salud se mantiene cauta por ahora dadas tantas incógnitas, y la preocupación de que cualquier variante es un riesgo. 

"Si se permite que se propaguen sin control, aunque no sean más virulentas o letales, generan más casos, presionan al sistema sanitario y mueren más personas", dijo Mike Ryan, director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS. 

En portada

Noticias de