Ómicron: una pieza más del rompecabezas bursátil

La nueva variante de Covid no es el único factor que moverá las bolsas hasta fin de año

El moderado rebote de las bolsas una sesión después del descalabro sufrido tras el descubrimiento de ómicron, la nueva variante del coronavirus, deja varias lecturas. 

La primera y más importante es que el hecho de que los índices bursátiles perdieran fuelle con el paso de la sesión, sobre todo tras conocerse nuevos y preocupantes datos de inflación, confirma que ómicron no será el único factor que marcará el rumbo de los mercados en lo que queda de año. 

Aunque el IPC de España cumplió con las previsiones, escaló hasta el 5,6 por ciento desde el 5,4 por ciento anterior. Es el dato más elevado desde 1992. La inflación subyacente también repuntó, hasta el 1,7 por ciento desde el 1,4 por ciento de octubre. 

Y hoy Eurostat publicará el dato preliminar de noviembre de la zona euro. Las estimaciones de los analistas preocupan porque se puede colocar en el 4,5 por ciento desde el 4,1 por ciento de hace un mes. 

Temores y sobrecompra en las bolsas

Los temores sobre las descontroladas subidas de los precios están ahí, al igual que la preocupación por lo que decidan los bancos centrales en la última reunión del año. 

Y todo esto, desde el punto de vista técnico, con unas bolsas sobrecompradas, que ya iban dando pistas de la llegada de una relevante corrección. La variante ómicron es una pieza más en este rompecabezas bursátil. 

Publicidad
Publicidad

En Wall Street también fue significativo que los valores tecnológicos lideraran el rebote. Por una parte, porque los inversores aprovecharon la ocasión para tomar posiciones en las compañías más afectadas por las caídas del viernes. 

Las acciones más resistentes

Pero también lo pudieron hacer por otro motivo. Las tecnológicas fueron las acciones más resistentes durante la pandemia, lo que implica que el mercado descuente un impacto mayor de ómicron del esperado y ven en esos valores una gran oportunidad. 

Pero como también sucedió al inicio de la pandemia, los analistas no vuelven a ponerse de acuerdo con el alcance que puede tener esta variante.  

La OMS se ha mostrado bastante preocupada, pero hasta que los científicos no se pronuncien en los próximos días sobre ómicron, lo lógico es que la volatilidad siga presente en las bolsas.

 

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de