Los inversores desafían la temida pauta “Sell in May” de las bolsas

La confianza en las bolsas europeas sigue intacta y los analistas vaticinan más avances en junio

Los inversores están dipuestos a cambiar la historia de las bolsas, incluso de las pautas bursátiles más asentadas. Una de las más conocidas es el "Sell in May", vender en mayo y no regresar hasta octubre. Tras un año de pandemia, nunca estuvo tan cuestionada.

En el S&P 500 la pauta se cumplió con coherencia. Fue un mes positivo, pero de escaso rendimiento como marca la estadística. Pero en Europa la situación es muy diferente, con unos inversores envalentonados.

El rebote de la renta variable europea demostró que el apetito por el riesgo sigue intacto. Las mayores expectativas de inflación, la posible retirada de estímulos monetarios o a las nuevas variantes del coronavirus no bastaron para frenar al mercado.

El periodo que teóricamente debería ser el más débil del año salió reforzado por la confianza en la renta variable del Viejo Continente. Las normas están para romperlas, especialmente porque la mejor noticia es que un mes de mayo alcista suele ser el preludio de más subidas en junio.

El Eurostoxx600 está listo para firmar su cuarto mes consecutivo al alza, una racha que no alcanzaba desde antes de la pandemia del coronavirus. Y todavía tiene gasolina para más.

“El pico del ciclo se está acercando, pero aún es demasiado pronto para ponerse a la defensiva", dijeron los estrategas de Bank of America. Según sus cálculos, este índice llegará a los 460 puntos en agosto, lo que implica un aumento del 5%.

El fuerte crecimiento esperado en la zona euro justifica la subida de las bolsas

Los estrategas consideran que el mercado aún no ha puesto en precio el fuerte crecimiento económico y el alza de los PMI en la zona euro, ya que su impulso se estancó en los últimos tres meses.

Publicidad

De esta forma, los expertos de Bank of America prevén un rendimiento superior del 15% para los sectores cíclicos frente a los defensivos en agosto.

Publicidad

En la misma línea, los analistas de Renta 4 Banco su preferencia por la renta variable europea, ante “su mayor componente cíclico y una rentabilidad claramente atractiva en relación a la deuda pública”.

De esta forma, “los activos que más se benefician de la recuperación económica y del repunte de la inflación han mantenido un mejor comportamiento relativo durante el mes de mayo”, explicaron en Link Securities

En su opinión, “esta tendencia continuará, al menos en el corto plazo”, teniendo en cuenta que los procesos de vacunación en las principales economías desarrolladas van cogiendo cada vez más ritmo.

Publicidad

La renta variable europea es la más sobreponderada del mundo

Con estas perspectivas sobre la mesa, la renta variable europea se convirtió en la más sobreponderada del mundo, según el análisis de Bank of America.

Precisamente, los estrategas de RBC Wealth Management actualizaron su recomendación para las acciones europeas a sobreponderar la semana pasada.

Argumentaron que la economía de la región se está recuperando más rápido de lo esperado, mientras que las valoraciones no parecen "excesivamente ajustadas".

Las acciones europeas suelen tener un rendimiento superior cuando aumentan los rendimientos de los bonos, ya que “tienen una exposición comparativamente alta a bancos, industria, consumo discrecional y materiales”, añadieron estos expertos.

Publicidad

Wall Street también apuesta por Europa

Las evidencias de que la renta variable europea resistió el peligroso mes de mayo sin mayores sobresaltos y apunta alto tampoco pasaron desapercibidas en Wall Street.

Así, los fondos cotizados (ETF) comercializados en los Estados Unidos pero centrados en la bolsa europea van camino de registrar su mejor entrada de flujos de capital desde 2015.

En concreto, serán cerca de 5.600 millones de dólares contabilizados hasta el pasado 27 de mayo, según datos de Bloomberg.

Igualmente, los fondos de renta variable europeos registraron sus mayores entradas semanales desde febrero de 2018, con 2.800 millones de dólares la semana pasada, según datos de Bank of America y EPFR Global.

La Fed será el principal centro de atención

Con todo, no se pueden descartar episodios de volatilidad en el mercado, sobre todo si los inversores detectan que la Fed tuviera planes para retirar antes de lo esperado los estímulos monetarios.

En opinión de Mark Hafaele, director de inversiones de UBS Wealth Management, no debería ser una amenaza para la renta variable.

A juicio de este experto, el banco central estadounidense anticipará ampliamente cualquier cambio que haya en su política monetaria.

En portada

Noticias de