Adicae pide una educación financiera "reivindicativa y participativa"

El presidente de la asociación de consumidores de banca Adicae, Manuel Pardos, ha pedido en el II Foro Nacional de Educación Financiera una educación financiera "reivindicativa y participativa", y ha criticado que se eduque a las nuevas generaciones solamente para "ser buenos clientes de la banca futura".

Pardos ha incidido en la importancia de la cultura financiera en la sociedad y, en particular, de los colectivos más vulnerables, los jóvenes y los ancianos, a los que se dirigen este año las jornadas.

"La educación y la cultura financiera sirven para la vida de los ciudadanos, para el consumo, para su orientación en temas tan vitales como el ahorro, el crédito o la relación bancaria, que va a ser cada vez mayor", ha comentado.

La irrupción de las nuevas tecnologías, tanto en las finanzas como en el comercio, es otra de las preocupaciones de Adicae, que lamenta que "la innovación tecnológica es infinita" y cuentan con "ejércitos de ingeniería financiera y de márquetin".

En cuanto a estas estrategias, Pardos ha denunciado que el semáforo de los productos financieros califique con el color rojo a "los productos tóxicos que no deberían estar en los mercados", a pesar de que la banca se refugie en que "son legales".

Por su parte, la subdirectora general de arbitraje y derechos del consumidor de Aecosan (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), Milagros Yagüe, ha incidido en la necesidad de impartir información financiera desde el colegio, pero también en los centros de mayores, ya que son "pequeños ahorradores que se fían del banco como su guía espiritual y llevan su dinero donde no querrían llevarlo".

Yagüe ha comentado que las quejas de los consumidores relacionadas con el sector bancario superaron al sector de las telecomunicaciones y llegaron a representar un 29 % del total en 2015.

Dentro del marco de este foro, Adicae ha publicado un estudio sobre el nivel de educación financiera de la población española en el que el 60 % de los 1.000 encuestados reconoce que su nivel de educación financiera es bajo o muy bajo, frente al 7,3 % que cree que sus conocimientos son altos.

Los españoles encuestados culpan de sus carencias sobre educación económica a las entidades financieras, en un 30,3 % de los casos, y a los organismos reguladores, un 29,7 %, mientras que solo un 19,7 % responsabiliza al sistema educativo.

Así, apenas un tercio de los participantes sabe definir dividendo, y solo cuatro de cada diez entienden conceptos como prima de riesgo y déficit público. Además, el 71,6 % tampoco comprenden las noticias económicas.

Este desconocimiento ha llevado a la mitad de los consumidores a firmar contratos de un producto financiero sin saber lo que firmaba y los ciudadanos suspenden a la banca en su nivel de transparencia respecto a la publicidad de sus productos y servicios.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.