Los minoritarios de Abengoa aprueban las cuentas de 2019

El nuevo consejo de Abengoa logra la aprobación de las cuentas de 2019 pero pierde a una consejera en una junta que ha aprobado sumarse a la querella contra la anterior administración

Abengoa ha dado luz verde a las cuentas de la discordia de 2019 en una junta de accionistas que se han convertido en una prueba de fuego para el presidente Clemente Fernández.

Después de un inquisitivo turno de preguntas por parte de algunos accionistas presentes en la junta, la sindicatura de accionistas de Abengoa, Abengoashares, ha hecho valer su posición predominante dentro de la sociedad para aprobar las cuentas con un 75,35 por ciento de votos.

Publicidad

La junta de accionistas celebrada este martes en segunda convocatoria al no haber logrado el quorum necesario del 25 por ciento del capital en su primera convocatoria, ha mostrado las tiranteces existentes dentro del accionariado.

Y es que los minoristas han dado un voto de confianza a Clemente Fernández dando por buenas las cuentas para asegurar el funcionamiento de Abengoa, pero el nuevo presidente de la multinacional en concurso de acreedores ha perdido por el camino a una consejera, Cristina Vidal.

Vidal cooptaba a ratificar su puesto en el consejo de administración junto a Clemente Fernández y José Alfonso Murat Moreno, pero ha visto como los minoristas rechazaban su nombramiento, ante la desconfianza que suscitaba su figura como defensora de los intereses de los acreedores.

Publicidad

Peor ha resultado la votación para los intereses del anterior consejo de administración presidido por Gonzalo Urquijo.

El punto seis de la orden del día instaba a los accionistas a sumarse a la querella presentada por la familia Benjumea contra Gonzalo Urquijo a través de la compañía Inversión Colectiva, y la propuesta ha sido aprobada con un 60,2 por ciento de votos.

Publicidad

La causa judicial, no obstante, no contó con el apoyo explícito del actual consejo. Clemente Fernández aseguró que su trabajo consistía en reflotar la empresa, no escarbar en el pasado, por lo que veía el litigio como un proceso paralelo al rescate de la empresa con sede en Sevilla.

Abengoa se fía a la Sepi

Antes de que se produjera la votación, Clemente Fernández ha respondido a múltiples intervenciones de accionistas minoritarios, ante los que ha asegurado que en el futuro de Abengoa el que va a mandar "es el Gobierno de España".

Fernández ha señalado que el papel del ejecutivo nacional es vital en cualquier plan de rescate para la filial Abenewco1, llegando a ironizar sobre que "escribiremos una carta a los Reyes Magos" pidiendo que el Gobierno de su brazo a torcer.

El presidente de Abengoa, sin embargo, si ha señalado que el ejecutivo "prefiere una oferta más correcta políticamente" que llegue de un oferente nacional, poniendo a relucir el recelo del ejecutivo a rescatar una empresa controlada por TerraMar.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de