Logista supera sin inmutarse la guerra en Ucrania y la inflación

"Logista es un ejemplo de compañía que puede trasladar la inflación a los clientes y ha conseguido mejorar en el conjunto del año un 5% su cotización"

Los estragos económicos generados por la guerra y la subida de la inflación, que tocaron la línea de flotación de algunas cotizadas del Mercado Continuo, apenas han penalizado a Logista.

La acción de la compañía líder de distribución del sur de Europa tocó mínimos anuales tras el estallido del conflicto bélico, hasta situar su precio en los 14,7 euros. Pero su caída duró poco, apenas unos días, y volvió a remontar en vertical hasta cotizar a 17,62 euros.

Publicidad

Este "escaso" impacto se ha debido a que "ha sido capaz de comunicar al mercado que el castigo de estos acontecimientos en sus cuentas sería temporal e indirecto, ya que no tiene exposición directa al combustible al carecer de flota propia, sino que es subcontratada", señala Antonio Castelo, analista de iBroker.

Otra de sus bazas en este contexto es que cuenta con una cobertura adicional debido a que las tarifas que aplica a sus clientes se actualizan anualmente en función del IPC y del coste de combustible.

"Se trata de un ejemplo claro de una compañía que puede trasladar los efectos de la inflación a los clientes y, gracias a su capacidad para hacerlo y para comunicarlo al mercado, ha conseguido mejorar en el conjunto del año un 5 por ciento su cotización, lo que está razonablemente bien", estima Castelo.

Resultados al alza

Esta evolución hace que los analistas estimen que los resultados de su primer semestre del ejercicio fiscal 2022, que presentará la próxima semana, “serán positivos”.

César Sánchez-Grande, head of institutional research de Renta 4, espera un crecimiento de las ventas económicas del 2,2 por ciento, hasta los 597,7 millones de euros, y del 7,9 por ciento del ebit ajustado, hasta los 151,7 millones.

Publicidad
Publicidad

Argumenta que esta mejora vendría derivada de la repercusión a los clientes finales de la subida de las tarifas realizada a los transportistas por el aumento de los precios de los combustibles.

Por ello, recomienda sobreponderar el valor y le da un precio objetivo de 26,2 euros la acción desde los 17,62 euros a los que cotiza ahora.

Por su parte, el consenso de analistas prevé para el conjunto del año unas ventas sobre los 1.200 millones de euros, con un resultado de explotación cercano a los 200 millones, mientras que el margen de operación rondaría el 23,50 por ciento.

Previsiones positivas

Las mayores expectativas de los analistas respecto a la presentación de resultados de Logista giran en torno a "posibles anuncios de nuevas operaciones corporativas", señala Castelo.

Estas adquisiciones pueden estar dirigidas a empresas de pequeño o mediano tamaño, complementarias y sinérgicas, “con objetivo prioritario en transporte y pharma”, augura Sánchez-Grande.

Publicidad

Para hacer frente a estas operaciones, la cotizada dispone de más de 2.000 millones de euros de caja neta, que es una de sus mayores fortalezas, a juicio de Castelo, junto a su “solidez y recurrencia de su negocio”.

No obstante, Darío García, analista de XTB, cree que los inversores seguirán premiando la salida de compras de Logista, siempre que “sus economías de escala y su endeudamiento no se vean afectados”.

Otra de las bazas de la cotizada es su atractiva rentabilidad por dividendo, que alcanza el 8,51 por ciento.

Publicidad

Pero no todo son fortalezas, también tiene debilidades. Entre ellas el analista de iBroker destaca su dependencia del negocio de distribución de tabaco, que representa un 70 por ciento de las ventas, "algo que no gusta a muchos inversores que la ligan a ese sector y no la perciben como una compañía de logística y distribución".

Entrar en el valor con cautela

Respecto a si este es un buen momento para entrar en la cotizada, Castelo considera que, desde un punto de vista fundamental, "Logista está en niveles atractivos para comprar", y desde el un punto de vista técnico, “si su cotización baja de 17 euros, habría que poner mucha atención en el siguiente escalón, los 16 euros por acción".

Diego Morín, analista de IG, considera que ahora es clave la actuación de los operadores alrededor de la resistencia de los 17,70 euros, tras dejar atrás la zona psicológica de los 16,50 euros.

Si consigue romper esa resistencia es probable que veamos un ataque a los máximos del año 2021, de lo contrario, volvería a poner los ojos en los 16 euros”.

El consenso de mercado es más optimista ante el valor y el 92,3 por ciento recomienda comprarlo, un 7,7 por ciento mantenerlo y ninguno vender. Dan un potencial de retorno a su acción del 40,5 por ciento.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de