Morgan Stanley elige a Almirall para debutar como bajista

Morgan Stanley abre cortos sobre el 0,63% de Almirall, en lo que es su única posición bajista en la bolsa española

Morgan Stanley se hizo con una posición corta sobre de 1,14 millones de acciones de Almirall, equivalentes al 0,63 por ciento de su capital, según consta en los registros de la CNMV.

De esta forma, el banco estadounidense eligió a la farmacéutica española para estrenarse como bajista, ya que esta es la única posición corta que ostenta en el parqué nacional.

Publicidad

Para Almirall también son los únicos cortos abiertos hasta la fecha, aun cuando la acción se dirige a firmar un año bursátil muy discreto, con caídas del 18 por ciento.

La agitación en la cúpula hace daño a Almirall

Al mercado no le sentó bien la agitación en la cúpula directiva de Almirall. El grupo todavía sigue buscando CEO después de la renuncia de Gianfranco Nazzi a principios de noviembre.

El ejecutivo italiano llevaba poco más de un año a los mandos de Almirall, tras llegar en sustitución de Peter Guenter.

En seis años, Almirall ha tenido tres consejeros delegados diferentes, pero era Nazzi quien estaba llamado a pilotar la recta final de la aprobación definitiva de lebrikizumab, el medicamente estrella de la compañía para el tratamiento de la dermatitis atópica.

Publicidad

La dilatada experiencia de Nazzi en el sector era su mejor carta de presentación ante el mercado, especialmente por su conocimiento de mercados críticos como el de los Estados Unidos.

Pero hasta que llegue un nuevo CEO al grupo, “se abre un periodo de incertidumbre”, dijeron los analistas de Banco Sabadell.

Publicidad

Murallas chinas

El aterrizaje de Morgan Stanley como bajista de Almirall se produjo con las acciones cotizando ligeramente por encima de los mínimos del año.

De entrada, el equipo de analistas de la entidad calcula un precio objetivo de 11,5 euros por acción, uno de los más bajos del consenso, pero que aún ofrece retornos potenciales cercanos al 30 por ciento.

Debido al funcionamiento en los mercados de las conocidas como murallas chinas, la opinión de los analistas no debería influir sobre los gestores de fondos dentro de una misma compañía.

Publicidad

En el caso de las posiciones cortas, los gestores suelen esperar caídas de muy corto plazo por motivos de ‘timing’ de mercado. Pero lo cierto es que analistas y gestores tampoco parecen estar remando en direcciones opuestas.

De hecho, a mediados de octubre, la división de análisis de Morgan Stanley emitió un duro informe sobre Almirall en el que sus expertos apuntaban que no habrá más catalizadores hasta 2023 y en el que elevaban la prima de riesgo país en la valoración de la farmacéutica.

Los riesgos de la apuesta bajista sobre Almirall

Con todo, la apuesta bajista de Morgan Stanley tiene sus riesgos. Las acciones están intentando hacer un suelo tras el fuerte castigo encajado durante este año. Y la mejora en los fundamentos del negocio podría acelerar el despegue en el parqué.

En concreto, Almirall entrará en un “período de crecimiento acelerado a partir de 2023, gracias a la creciente contribución de los lanzamientos recientes y la probable aprobación europea de lebrikizumab para la dermatitis atópica”, dijeron los analistas de Bloomberg Intelligence.

En concreto, la aprobación del medicamento estrella está prevista para el último trimestre de 2023, según confirmaron a finanzas.com en fuentes de la farmacéutica.

Publicidad

Mientras tanto, medicamentos como wynzora para el tratamiento de la psoriasis elevarán el pico potencial de ventas hasta los 300 millones. Sin olvidar a ilumetri, “que es el motor clave del crecimiento y debería beneficiarse de la expansión geográfica”, explicaron las fuentes consultadas.

Almirall busca un suelo

Desde el punto de vista técnico, las acciones de Almirall “están intentando hacer un suelo entre los 8,75-9 euros”, dijo el director de análisis de Inversión y finanzas.com, Josep Codina.

Así, la figura de vuelta no se confirmará hasta que no se superen los 10,4 euros, si bien, de forma inmediata, la acción necesita escalar hasta los 9,5 euros para validar el patrón.

Más adelante espera la directriz bajista, en los 10,4 euros, cuya ruptura supondría completar el patrón de vuelta para pensar en objetivos más alcistas, como mucho en los 12 euros, añadió Codina.

Por abajo, lo que hay que vigilar es que no pierda los 8,75 euros que lo marcaría es que siga en la fase de corrección, sobre todo si no puede superar los 10,4 euros de forma previa.

Publicidad
Las pautas de finanzas.com

Nuestros boletines son valiosos para inversores y líderes financieros. Denos la oportunidad de demostrárselo. Si le decepcionamos: cancele, sin más.
Gracias por su confianza.

En portada

Noticias de