La holandesa TomTom cerró 2017 con unas pérdidas de 204 millones de euros

La empresa holandesa de sistemas de navegación TomTom perdió 204 millones de euros en 2017, frente al beneficio de 12 millones registrado en 2016, según los resultados publicados hoy por la compañía.

En el cuarto trimestre, la holandesa perdió 34,2 millones de euros, un resultado también peor que en el mismo periodo del año previo, cuando anotó unas pérdidas de 5,5 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 2017 en 141,2 millones de euros, algo por encima de los 140,9 millones de 2016, en tanto que en el cuarto trimestre fue de 36,8 millones de euros, por debajo de los 38,6 millones del mismo periodo del año precedente.

Las ventas de la compañía cayeron un 9 % en el año, hasta los 903,4 millones de euros, frente a los 987,3 millones registrados en el ejercicio 2016.

Entre octubre y diciembre, la facturación ascendió a 219,6 millones de euros, un 17 % menos que en el mismo periodo del año previo.

El descenso se vio en ambos casos motivado por los malos resultados en las ventas al consumo, que registraron una caída del 27 % en el conjunto del año y del 40 % en el trimestre, en comparación con las cifras de 2016.

Por el contrario, en el segmento de automoción y empresas, los ingresos aumentaron un 22 % en el conjunto del año y un 21 % en el trimestre, mientras que en el de telemática, crecieron un 4 % y un 1 %, respectivamente.

Por mercados, la facturación se contrajo especialmente en América del Norte, un 12 %, hasta 147,5 millones de euros, seguida del mercado europeo, dónde bajó un 9 %, hasta los 702,1 millones de euros.

Las ventas en el resto del mundo aumentaron un 15 %, hasta los 53,7 millones de euros.

El consejero delegado de la compañía, Harold Goddijn, dijo en un comunicado que su negocio "sigue cambiando hacia márgenes brutos más altos" y "mayor predictibilidad fruto de los contratos a largo plazo".

"Más del 60 % de nuestra facturación viene ahora de los datos, 'software' y servicios. Estamos convirtiéndonos en una empresa de software tecnológico con una posición de liderazgo en los coches conectados, la gestión de flotas y los servicios de localización en línea y navegación", dijo.

La compañía revisó sus proyecciones para 2018, cuando espera tener una facturación de 800 millones de euros, lo que refleja el "continuo declive" de las ventas a consumidores, dijo la empresa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.