El Rey anima a las empresas a "apostar fuerte" por la internacionalización

El Rey Felipe VI ha animado hoy a las empresas españolas a "apostar fuerte" por la innovación y la internacionalización, puesto que la salida a los mercados exteriores, ha dicho, se ha convertido en una condición necesaria para asegurar el crecimiento de los negocios y su supervivencia.

El monarca ha presidido hoy el acto de entrega de las Medallas de Honor y de los Premios Carlos Ferrer Salat que otorga la patronal Foment del Treball, evento que ha reunido también a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, entre otras autoridades.

En su discurso, en el que ha alternado el castellano y el catalán, Don Felipe ha explicado que la apuesta por la internacionalización de la economía española ha sido un factor fundamental que ha ayudado al país "a afrontar con éxito la reciente crisis".

A las empresas que ya operan en el extranjero, el Rey les ha pedido que continúen "apostando fuerte" por la diversificación de mercados y que ayuden a salir al exterior a aquellas compañías que todavía no se han sumado a esta dinámica, que "hoy es ya una verdadera exigencia de nuestros mercados".

"Y a las que aún os estáis planteando la posibilidad de salir, os animo a hacerlo", ha declarado el monarca, que considera que "ya no hay vuelta atrás respecto a apostar por el mercado exterior", pues no hacerlo sería "una opción de poca ambición y futuro", ha advertido.

"Salir y competir fuera marca y marcará aún más la diferencia y la probabilidad de tener éxito", ha incidido el Rey, que también ha emplazado a las empresas a apostar la innovación para conseguir "un proyecto empresarial sólido y con visión de futuro".

Don Felipe ha hecho hincapié asimismo en la cada vez mayor consciencia del empresariado por el compromiso social y el medio ambiente.

Foment del Treball ha reconocido este año con sus Medallas de Honor al empresario Javier Godó, por su trayectoria empresarial, y al presidente del consejo de administración de Seat, Francisco Javier García Sanz, "por el esfuerzo inversor sin precedentes, de 3.000 millones de euros", que está realizando la compañía automovilística con el lanzamiento de nuevos modelos.

Por su parte, los Premios Carlos Ferrer Salat han recaído este año en el Grupo Indukern por su internacionalización; en Condis Supermercados por su apuesta social; en Grupo Carinsa por su I D y en Salgot por su compromiso con el medio ambiente.

El Rey Felipe VI, que ha felicitado a todos los premiados, ha destacado que Francisco Javier García Sanz "es un exponente de la excelencia directiva española que ha alcanzado las primeras posiciones gracias a su saber hacer y su amplia visión empresarial", y le ha agradecido su contribución a que la industria del automóvil siga confiando en España.

De Javier Godó ha dicho que es "un ejemplo de la más sólida tradición empresarial catalana con proyección y vínculos en toda España".

El monarca ha felicitado también a la patronal Foment del Treball por su trabajo y por su visión integral de la empresa.

"Estos premios y estas medallas son un reconocimiento por lo logrado, pero también un incentivo para que continuéis vuestra trayectoria haciendo las cosas bien, siempre desde los más firmes principios", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.