EE UU y Arabia Saudí frustran la estrategia de la OPEP para bajar la producción

A poco menos de mes y medio de la cumbre especial -prevista, en principio, para la última semana de septiembre-, en que el cartel petrolero quiere celebrar para lograr el descenso de la producción, las posibilidades de un acuerdo son aún bastante lejanas.

El petróleo no encuentra un punto de apoyo para el futuro tras las diferencias en las estimaciones del a AIE y la OPEP

A poco menos de mes y medio de la cumbre especial -prevista, en principio, para la última semana de septiembre-, en que el cartel petrolero quiere celebrar para lograr el descenso de la producción que no pudo consensuar en la cita de Doha en abril, las posibilidades de un acuerdo son aún bastante lejanas. La última señal han sido los datos de oferta facilitados en las últimas horas por la propia organización de países exportadores de crudo, la OPEP, y la Agencia de la Energía.

La segunda, por ejemplo, sigue estimando que la llegada de crudo al mercado será inferior este año a la de 2015, solo que ahora cree que esa diferencia será sensiblemente menor a la prevista. Si a principios de ejercicio esperaba que el ajuste sería de 820.000 barriles por jornada, en estos momentos piensa que solo llegaría a 700.000 hasta quedar en un total de 8,7 millones diarios.

La OPEP, por su parte, admite que uno de sus principales socios no ha dejado de aumentar su oferta. Arabia Saudí la elevó en julio hasta rozar los 10,7 millones de barriles por día, un millón más que en junio. Eso, unido a otros factores, subió la producción del cartel a 33,1 millones de barriles, 46.000 más que en junio.

China se gripa

Llama la atención que ese incremento se haya producido mientras la demanda sigue en atonía, por más que la propia organización petrolera haya revisado al alza su estimación de demanda mundial para 2016, que eleva a 94,2 millones de barriles por jornada (1,3% más). Y es que mientras en la OPEP_hablan de un «esperado reequilibrio del mercado», China registró el mes pasado su menor nivel de importaciones de crudo en lo que va de año: 7,4 millones de barriles al día. La ralentización de su economía, unido a su elevado nivel de reservas estratégicas -adquiridas, además, a bajos precios-, llevan a los expertos a pensar que el apetito del Gran Dragón por el petróleo mundial permanecerá en niveles bajos lo que resta de año.

Otro factor que parece alejar la posibilidad de una subida de precios -el barril de crudo 'Brent'- se movió este miércoles en el entorno de los 44 dólares y el 'Texas' en los 42, un 1% menos que el martes- es que EE UU anunció también un aumento de 1,1 millones en sus reservas, que quedan ahora en 523,6 millones aunque sin incluir las estratégicas del Gobierno (otros 695,1 millones).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.