EE.UU. quiere un acuerdo global sobre fiscalidad digital antes de fin de año

Estados Unidos quiere un acuerdo en el seno de la OCDE sobre fiscalidad digital antes de final de año, anunció hoy el secretario del Tesoro de ese país, Steve Mnuchin, quien añadió que también apoyará en el G7 que se establezca un mínimo global para el impuesto de sociedades.

"Hemos dado instrucciones (...) a nuestros equipos en la OCDE para que consigan un acuerdo antes de final de año" sobre la fiscalidad de las grandes compañías digitales, señaló Mnuchin a la prensa tras reunirse en París con el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire.

Al mismo tiempo, el responsable estadounidense dijo que su país es contrario al modelo de imposición a los gigantes de internet que Francia aprobará la semana que viene en Consejo de Ministros, para gravar la cifra de negocio que esas empresas logran dentro del país.

Pese a ello, Mnuchin saludó la predisposición francesa a anular esa tasa si finalmente se alcanza un pacto global dentro de la OCDE sobre esas compañías digitales, que se benefician de su escasa implantación física en el territorio de los países donde hacen negocio.

Le Maire indicó por su lado que a Francia le interesa resolver la cuestión de la fiscalidad digital dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), pero que hasta que eso no suceda aplicará su propia tasa a los llamados GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon).

Otra cuestión en la que París recabó el apoyo de EE.UU. fue la de establecer un impuesto mínimo global a sociedades, prioridad de la presidencia francesa de turno del G7.

"Apoyamos totalmente esa tasa mínima", afirmó Mnuchin, quien espera cerrar el acuerdo en la cumbre de los países del G7 que tendrá lugar en agosto próximo en Biarritz (sur de Francia).

Mientras, Estados Unidos obtuvo a su vez concesiones por parte de Francia, especialmente el apoyo a su candidato a dirigir el Banco Mundial (BM), el subsecretario del Tesoro, David Malpass, que ha creado muchos recelos por sus críticas pasadas a la institución.

Le Maire lo calificó de "buen candidato", aunque recordó que la posición francesa depende de dos vectores: hallar una posición común de la Unión Europea y que Malpass se comprometa en la lucha contra el cambio climático y en el apoyo a los países más pobres.

El propio Malpass, presente en la rueda de prensa, trató de limar asperezas, al asegurar que su intención es "mantener el rumbo actual" del BM en lo referente al cambio climático y al comprometerse a no rebajar los objetivos de erradicación de la pobreza de la institución.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.