Brasil obtuvo en abril mayor superávit en sus cuentas externas en diez años

Brasil, que comenzó a recuperarse en 2017 de la recesión de los dos últimos años, obtuvo en abril un superávit en sus cuentas con el exterior de 1.153 millones de dólares, el mejor saldo para el mes en los últimos diez años, informó hoy el Banco Central.

El buen resultado en abril en la balanza que mide las transacciones de Brasil con el exterior obedeció principalmente al resultado del saldo comercial, ya que las exportaciones de bienes superaron las importaciones en 6.742 millones de dólares.

Este fue el segundo mes consecutivo en que Brasil registra un saldo positivo en sus cuentas en el exterior este año, lo que redujo en déficit acumulado en los cuatro primeros meses del año hasta 3.500 millones de dólares.

En los cuatro primeros meses de 2016 Brasil acumuló un déficit en sus cuentas con el exterior de 7.184 millones de dólares.

El resultado acumulado entre enero y abril, pese a deficitario, igualmente es el mejor para el período desde 2007, cuando Brasil acumuló un superávit de 1.800 millones de dólares.

El jefe adjunto del Departamento Económico del Banco Central, Fernando Rocha, aseguró que el organismo espera un nuevo superávit en mayo, de cerca de 1.500 millones de dólares, pese a la crisis en que se hundió el país tras las denuncias de corrupción que pusieron contra las cuerdas al Gobierno del presidente Michel Temer.

Rocha considera que los ingresos de dólares al país por los intercambios comercial, financiero y de servicios seguirán superando las salidas en mayo pese a que los analistas prevén que, con las presiones para que el jefe de Estado renuncie y el fuerte impacto de la crisis política en la economía, los inversores tienden a evitar Brasil.

"Con el evento de la semana pasada (la apertura de una investigación contra Temer) tuvimos aumento de la incertidumbre, pero el mensaje es que el Banco Central actuará para mantener el buen funcionamiento del mercado", afirmó Rocha.

El funcionario agregó que el pasado jueves, cuando la bolsa de valores de Sao Paulo y el real se desplomaron por la crisis política, los ingresos de divisas a Brasil en los segmentos comercial y financiero superaron las salidas en 2.338 millones de dólares.

Pese a la mejoría de las cuentas en los dos últimos meses, el propio Banco Central calcula que Brasil terminará 2017 con un déficit en sus cuentas en el exterior de unos 30.000 millones de dólares, por encima del saldo negativo de 23.500 millones de dólares en 2016, hasta ahora el mejor saldo en diez años.

Ese déficit, sin embargo, podrá ser financiado con sobras por la inversión extranjera directa, que el Banco Central calcula que este año llegará a unos 75.000 millones de dólares.

Brasil recibió en abril 5.577 millones de dólares en inversión extranjera para proyectos productivos, con lo que el valor acumulado en cuatro meses ascendió hasta 29.530 millones de dólares, por encima de los 23.760 millones de dólares del mismo período del año pasado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.