Brasil fija en el 3,75 % su meta de inflación para 2021

El Gobierno brasileño se propuso terminar el año 2021 con una inflación del 3,75 %, con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales, informaron hoy fuentes oficiales.

Esta es la primera vez desde 2004 que el Consejo Monetario Nacional (CMN), organismo del que forman parte los ministerios de Hacienda y Planificación y el Banco Central, fija un techo para el indicador por debajo del 4 %.

El Ejecutivo brasileño continúa de esta forma la tendencia a la baja para sus metas de inflación, que se mantienen en el 4,50 %, el 4,25 % y el 4,00 % para los años 2018, 2019 y 2020, respectivamente y con la misma tolerancia de 1,5 puntos porcentuales.

"La percepción de que la economía brasileña puede convivir con tasas de inflación más bajas de forma sostenida se manifiesta en las expectativas de los analistas del mercado" consultados por el Banco Central, indicó el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

La cartera señaló que la previsión de una inflación más controlada se vio beneficiada por el cambio en la política económica y "la adopción de reformas y ajustes" fiscales emprendidos por el Gobierno del presidente Michel Temer, junto con una tasa básica de interés en mínimos históricos (6,50 % anual).

La mayor economía de Sudamérica ha registrado una reducción sostenida de su inflación desde 2015, cuando los precios aumentaron un 10,67 % alcanzando su mayor nivel en los últimos 13 años.

En 2016 el indicador se situó en el 6,29 %, dentro del límite máximo de tolerancia, que entonces era del 6,5 %, mientras que el año pasado cerró en el 2,95 %, el menor porcentaje en 19 años.

En mayo de este año la inflación llegó al 2,86 % interanual, en medio de la lenta y gradual recuperación de la economía brasileña tras la profunda recesión vivida entre 2015 y 2016 y de la que solo comenzó a recuperarse en 2017, cuando el país creció un leve 1 %.

Las previsiones indicaban que este año la economía brasileña iba a expandirse alrededor de un 3 %, pero las tensiones por la guerra comercial internacional, la fuerte depreciación del real y las incertidumbres en torno a las elecciones presidenciales de octubre han rebajado las estimaciones de crecimiento hasta el 1,55 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.