Escrivá no descarta ampliar a 35 años el cómputo de las pensiones

El ministro de la Seguridad Social señala que “estamos haciendo cálculos” sobre las consecuencias de aumentar diez años el periodo para calcular las pensiones

La nueva reforma de las pensiones que el Gobierno ha enviado a Bruselas no incluye la ampliación de 25 a 35 años del periodo para calcular las pensiones, según ha informado hoy José Luis Escrivá, ministro de la Seguridad Social.

No obstante, no ha descartado que pueda incorporarla a la reforma de las pensiones que llevará al Parlamento, ya que, según ha señalado, “tenemos que hacer cálculos al respecto, por lo que aún no sabemos qué vamos a hacer”.

Con estas manifestaciones Escrivá ha hecho frente a la polémica suscitada en las últimas semanas sobre esta medida, que generaría una bajada de las pensiones del 5%, y que es rechazada por los sindicatos, la oposición y su socio de gobierno Unidas Podemos.

Su secretario general y vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, declaró que esta medida es “una línea roja” que no estaba dispuesto a cruzar y que si llegaba al Parlamento “se rompería la coalición de Gobierno”.

Publicidad
Publicidad

El ministro ‘estalla’

Escrivá ha manifestado en una entrevista concedida a Onda Cero que se ha creado una “narrativa artificial de confrontación” en torno a este tema y que no es “ni de lejos” el elemento central sobre los que está discutiendo su departamento con los agentes sociales para llevar a cabo la reforma de las pensiones.

Durante la entrevista, Escrivá ha abandonado el talante tranquilo y conciliador que le caracteriza y ha mostrado un enfado manifiesto ante las preguntas realizadas sobre esta medida.

No obstante, ante la pregunta de si modificarán el cómputo para calcular las pensiones se ha mostrado ‘tibio’ al señalar que tienen que hacer números: “tenemos que hacer muchos cálculos y muchos estudios más a nivel de microdato y en eso estamos, esa es la parte más difícil de precisar”.

Esta necesidad de hacer cálculos se debe a que existen perfiles de trabajadores con carreras laborales muy distintas a las del pasado, en que los salarios ya no son más altos al final de la vida laboral y a los que esta propuesta podría beneficiar.

Publicidad

Cumplir lo pactado

Lo que sí tiene claro el ministro es cumplir el mandato emanado del Pacto de Toledo de mejorar la contributividad del sistema, su equidad y su suficiencia.

Para conseguirlo está negociando con los agentes sociales medidas que tienen como objetivo mantener el poder adquisitivo de las pensiones, que los autónomos coticen por sus ingresos reales e igualar la edad real de jubilación a la edad legal.

Este último objetivo se podría lograr, según el ministro, tomando tres medidas: desincentivar la jubilación anticipada, eliminar la posibilidad de jubilación obligatoria en los convenios o generar un sistema "sugestivo" de jubilación demorada.

Respecto a las subidas de las pensiones ha señalado que "el poder adquisitivo de los jubilados tiene que estar garantizado".

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de