Telefónica remonta el día después de poner en venta su fibra

Telefónica retoma las subidas en bolsa tras el castigo de los inversores ante la incertidumbre que genera en el mercado la venta parcial de su fibra

Telefónica removió el mercado ante la posibilidad de que la operadora se desprenda de parte de su red de fibra.

Los inversores castigaron la noticia, adelantada por Bloomberg, y Telefónica encajó el miércoles una caída del 1,78 por ciento en una mala jornada para la bolsa española en la que el IBEX cedió un porcentaje similar.

Pero la tormenta amainó este jueves y las acciones de la compañía que dirige José María Álvarez-Pallete retomaron la senda al alza con una subida del 0,78 por ciento.

Telefónica, sin embargo, no logra disipar las dudas y los analistas se debaten entre si el movimiento es una genialidad o una irracionalidad.

Publicidad

15.000 millones en juego

La operación supone valorar la red de fibra en 15.000 millones de euros, mientras que respondería a la estrategia de la operadora de continuar con la venta de activos.

Telefónica llega a unos 26 millones de hogares con su fibra, lo que la convierte no solo en el mayor operador español sino en uno de los líderes europeos, por lo que sería una actuación de calado que acarrearía toda una revolución también entre sus grandes competidores como Cellnex u Orange.

Publicidad

El movimiento, diseñado para continuar reduciendo el endeudamiento -el gran objetivo de la operadora- incluiría la creación de una filial independiente de la que vendería una participación a inversores externos, según la información adelantada.

“Lleva tiempo reduciendo parte de sus activos, y eso que hace que se ponga a nivel del resto de las antiguas telecos de monopolio europeas. Y tiene mercados más atractivos, como el brasileño”, señaló Ignacio Cantos, socio de ATL Capital, en una entrevista con finanzas.com.

“La justificación estratégica es limitada para la desinversión”, dijo Andrew Lee, de Goldman Sachs. El beneficio, según el analista, variaría “casi exclusivamente” en función del precio que pueda llegar a alcanzar Telefónica.

“Si se confirma una venta de la participación, debería ser suficiente para proteger a los accionistas de las pérdidas de ganancias que se avecinan”, detallaron en Citigroup.

Publicidad

Otros 2.000 millones en activos de Reino Unido 

Pese a las dudas en torno a la venta de la fibra, las desinversiones de Telefónica han sido por lo general bien recibidas por el mercado en aras de continuar reduciendo el endeudamiento.

Hace unas semanas, la operadora granjeó una lluvia de recomendaciones al anunciar que se desprenderá de su participación del 50 por ciento en el operador británico Cornerstone Telecommunications Infraestructure Limited.

“La posible venta de la empresa conjunta de Telefónica y Liberty Global puede lograr una valoración sólida”, apuntaron los analistas de Bloomberg Intelligence en un comentario.

Esta operación supondría otros 2.000 millones de euros para las arcas de Telefónica, si bien en Bloomberg Intelligence destacaban que podrían ser usados “para financiar sus ambiciones de fibra”. Algo que ahora no parece tan claro.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de