Los recortes de Grifols convencen a los más díscolos del mercado

Grifols recibe el aprobado del mercado a su plan de reducción de costes, convenciendo a entidades que hasta ahora no confiaban en su hoja de ruta, como Barclays

Cuando Grifols decidió nombrar como nuevo presidente a Steven F. Mayer para corregir su trayectoria, el golpe de mano ejecutado por la biofarma sirvió para que el mercado recuperara parte de la confianza en la empresa, como demostró la mejora de cerca del 70 por ciento en su cotización desde octubre hasta principios de febrero.

La compañía catalana, no obstante, siguió dejando a algunos expertos con dudas respecto a su potencial de recuperación y crecimiento, como era el caso de un Barclays que decidió enrocarse contra el valor, a pesar de sus mejoras.

Publicidad

Pero con la nueva e inesperada maniobra ejecutada por Grifols al anunciar un plan de reducción de costes que supondrá el despido de más de 2.000 trabajadores, hasta los analistas más pesimistas se sumaron al carro de la cotizada del IBEX 35.

Así ocurrió en el caso de Barclays, que cambió su recomendación de venta sobre Grifols por una postura neutral y elevó considerablemente el precio objetivo para sus acciones.

También fue este el caso de Bankinter, que aumentó el precio objetivo de los títulos de la biofarma, y cambió su postura neutral por una recomendación de compra sobre los mismos.

Ahora, Barclays considera que las acciones de Grifols valen 13,5 euros, en vez de los 9 euros que proyectaba anteriormente. Y Bankinter apuesta porque los títulos de la empresa se alcen hasta los 16 euros, cuando antes no esperaba que pasaran de los 11.75 euros.

Unos incrementos en las estimaciones sobre Grifols que dispararon el precio objetivo establecido por el consenso de analistas hasta los 17,66 euros, después de que otras firmas, como Jefferies o Morgan Stanley, ya hubieran corregido sus proyecciones de manera similar durante las semanas anteriores.

Grifols, asimismo, llegó a registrar mejoras intradía de casi el 9 por ciento durante la mañana del 16 de febrero, constando su mejora bursátil en la jornada inmediatamente posterior al anuncio de recortes por parte de la compañía.

Publicidad
Publicidad

La compañía, por tanto, no paró de crecer desde que decidió cambiar de rumbo el pasado octubre, y llegará a su presentación de resultados del próximo 28 de febrero con solo dos tareas pendientes: certificar la mejora evidente de sus resultados, y detallar la venta parcial que se espera en Shanghai RAAS.

Barclays detalla su cambio de parecer con Grifols

Tal y como recordó Barclays en su informe de subida de precio sobre Grifols, el pobre rendimiento de la compañía en los últimos tiempos se debió a la suma del impacto de la pandemia sobre su negocio, y a su elevado nivel de deuda tras la adquisición de Biotest.

Desde la entidad financiera, sin embargo, apuntaron que Grifols "ya ha dejado atrás" los peores efectos de la pandemia, y aseguraron "acoger con satisfacción los cambios en el consejo de administración", sobre el que destacaron que "han empezado a abordar las antiguas preocupaciones de los inversores sobre una mayor independencia y transparencia".

Publicidad

El banco británico, además, mostró su confianza en que la cuota de mercado de Grifols sea suficiente para satisfacer una tasa de crecimiento anual media de entre uno y dos dígitos, y añadió:

"El plan de reducción de costes es una iniciativa proactiva del nuevo presidente, y acogemos con satisfacción el impacto positivo de este plan".

El hecho de que Grifols reiterara que "sigue evaluando alternativas transaccionales para reducir el endeudamiento", asimismo, fue recibido de forma positiva en Barclays.

Y es que la entidad financiera, a pesar de este cambio evidente en sus perspectivas para Grifols, repitió que de momento no piensa virar definitivamente hacia una recomendación de compra. No, al menos, hasta que la compañía no dé más señales sobre sus planes de reducción de deuda.

Publicidad

"El apalancamiento y la competencia siguen siendo preocupaciones estructurales. Aunque consideramos que el objetivo de apalancamiento de la dirección de menos de 4 veces a finales de 2024 puede alcanzarse únicamente mediante crecimiento orgánico, creemos que el mercado está anticipando una solución a más corto plazo, como la desinversión de al menos parte de su participación en Shanghai RAAS", concluyeron desde Barclays.

Bankinter cree en la recuperación de Grifols incluso si no se hacen desinversiones

Desde Bankinter, como se mencionaba anteriormente, el plan de recortes de Grifols sí fue suficiente para que su analista, Pedro Echeguren, apostara por comprar los títulos de la compañía.

A ojos del experto, los ahorros de 400 millones de euros proyectados por Grifols en su plan de reducción de costes "equivalen al 7 por ciento de las ventas".

Un volumen, por tanto, que el analista estimó que incrementará el margen ebit del 13 por ciento actual hasta el 20 por ciento en 2024. Y la cifra, pese a que seguiría siendo inferior a los niveles prepandemia, "supone una indudable mejoría", detalló el analista de Bankinter.

En consecuencia, agregó Echeguren, el ratio de deuda neta/ebitda de Grifols debería caer desde las 8,2 veces actuales, a niveles de 4,3 veces en 2024.

De ser así, Echeguren se daría por satisfecho, incluso sin nuevos anuncios de desinversiones que Grifols, como ya explicó finanzas.com el pasado diciembre, sí que está estudiando detenidamente.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de