Pharmamar y Jazz lanzarán un estudio de fase III para Zepzelca

El ensayo supone un salto de estrategia al tratar el cáncer de pulmón microcítico desde su inicio

Pharmamar y Jazz Phamaceutical comprobarán si la lurbinectidina, comercializada bajo el nombre de Zepzelca, también es eficaz como fármaco para tratar el cáncer de pulmón microcítico recurrente como primer tratamiento.

El ensayo se realizará en fase III, la previa a la comercialización, tras confiar en su eficacia por los resultados obtenido en el resto de estudios donde se aplica en segunda línea una vez los pacientes han recibido diferentes tratamientos fallidos como el platino.

El objetivo ahora es mayor pues se pasaría de tratar una necesidad médica no cubierta a ser la punta de lanza para los pacientes con esta dolencia. El Zepzelca se administrará combinado con inmuno-oncología y otros agentes.

Jazz Pharmaceutical “Estamos emocionados”

El presidente de la compañía de origen irlandés, Bruce Cozadd, señaló en el encuentro anual de JP Morgan Healtchcare que están “emocionado de asociarse con Pharmamar para desarrollar conjuntamente la lurbinectidina en otros tipos de tumores y también para explorarlo en el cáncer de pulmón microcítico de primera línea”.

Cozadd aseguró que el Zepzecla tiene un “potencial significativo” en el cáncer de pulmón de células pequeñas donde 17.000 pacientes en los Estados Unidos están tratados con fármacos de segunda línea, mientras que otros 8.000 declinaron no recibirlo por la eficacia y tolerabilidad de los tratamientos disponibles hasta la fecha.

Publicidad
Publicidad

Por ello, su otro gran objetivo para el fármaco es asentarlo como el estándar de atención para los pacientes de los Estados Unidos con cáncer de pulmón microcítico de segunda línea, aquellos a los que no se les ha podido resolver en primera instancia su necesidad médica.

La FDA y Atlantis

El también cofundador de la ‘biotech’ se pronunció por primera vez sobre el fiasco del estudio Atlantis, el uso combinado de la lurbinectidina con doxorrubicina, que cierra el mercado el mercado de la Unión Europea.

Cozadd no mostró una alta preocupación al respecto y señaló que, claro está, mostrarían los resultados ante la FDA, el regulador sanitario estadounidense, pero que las posibilidades del Zepzelca son superiores al fiasco de este estudio.

Publicidad

Así, señaló que ya trabajan con Pharmamar para “implicar de nuevo a la FDA este curso con nuevos posibles proyectos para el Zepzelca”, aflorando una relación fluida con el organismo.

El caso es que los inversores no castigaron a Jazz por no lograr los objetivos deseados con Atlantis al entender que el resto de su porfolio y estrategia es válido, mientras que para Pharmamar se tradujo en unas caídas históricas en bolsa por el revulsivo que hubiese supuesto para sus cuentas el éxito de Atlantis.

Zepzelca como acicate de las ventas

La confíanza de la irlandesa con la lurbinectidina es máxima, tanto que espera que este compuesto, junto con otros dos nuevos lanzamientos, supongan la mitad de todos sus ingresos para 2022.

Por el momento, en el tercer trimestre del año, el primero en que se comercializó Zepzelca, lograron unas ventas de 37 millones de dólares. El propio Cozadd adelantó que registraron un “crecimiento adicional” de los ingresos por este medicamento en el cuarto trimestre.

Publicidad

Con todo, estiman unas ventas totales para este curso entre los 2.320 millones de dólares y los 2.380 millones en 2020 con una tendencia alcista para los cursos 2021 y 2022.

El crecimiento se producirá por, según datos de la compañía, el lanzamiento del Zepzelca para lograr “un continuo crecimiento de dos dígitos en nuestra cartera de oncología”.

Los otros dos ensayos de la lurbinectidina

Más allá de la administración de la lurbinectidina en monoterapia, la que logró la autorización previa de comercialización de la FDA, Pharmamarr y Jazz Pharmaceutical trabajan en otros dos ensayos en uso combinado.

El primero de ellos es un estudio de fase Ib-II para su administración con irinotecán contra el sarcoma de tejidos blandos en el que han encontrado una actividad antitumoral “prometedora y descatada” contra el subtipo sinovial y superado el primer objetivo de seguridad.

Publicidad

El otro, también en fase Ib-II y con irinotecán, es para hacer frente al cáncer de pulmón microcítico. En este caso, la compañía informó a finanzas.com que “nunca” habían encontrado un funcionamiento del Zepzelca en uso combinado como en el de este ensayo.

Por otro lado, Pharmamar inició en China un estudio para la lurbinectidina en monoterapia con el socio local Luye Pharma Group. Se trata de una fase I, por lo que únicamente se trata de comprobar la seguridad del fármaco.

En portada
Publicidad
Noticias de