Pharmamar. Ataque bajista de 9,4 millones

La posición corta del fondo de cobertura Consonance Capital, del 5,2% del capital social de Pharmamar, le sitúa entre los 15 primeros accionistas de la biofarmacéutica

El ‘hedge fund’ estadounidense Consonance Capital entre por primera vez en Pharmamar y rompe la racha de más de dos meses donde la biofarmacéutica no contaba con la presión de algún bajista, al menos con una posición igual o superior al 0,5% cuando es obligatorio comunicarla. 

Así, este fondo fundado y capitaneado por Mitchell Blutt posee una posición corta sobre la compañía de José María Fernández Sousa representativa del 0,52% del capital social y que posee un precio de mercado, según la cotización actual de la IBEX 35, de 9.449.154 euros. 

Publicidad

Este fondo está especializado en inversiones sobre compañías farmacéuticas y no solo cortas, pues también posee posiciones largas. Respecto a las bajistas, y según se recoge en su web corporativa, además de en Pharmamar, está presente en CompugenAptose Biosciences MacroGenics

Momento delicado para la cotización 

El ataque de Consonance llega en un momento delicado para la cotización pues el valor cierra marzo con una caída del 15% y los títulos en zonas de soportes complejos. 

El analista de XTB, Darío García, señala que el componente tiene en los 97 euros su soporte más inmediato, cotiza ahora sobre los 98 euros, y que podría volverlo a testear próximamente. En caso de aparecer nuevas caídas el siguiente soporte estaría situado en los 90,5 euros, el precio en el que arrancó su andadura en el IBEX. 

Por el lado positivo, señala García, está en la zona de los 120 euros la acción, una resistencia quecorresponde a una zona de alto volumen de negociación durante los últimos 10 meses y que, además, es su máximo más reciente. 

Publicidad
Publicidad

Los motivos de Blutt 

El ‘hedge fund’ no entra en el mejor momento en el IBEX 35 de Pharmamar que, aunque sigue liderando los ascensos del selectivo con una subida algo inferior al 40%, llegó a avanzar más de un 60% durante los dos primeros meses del curso. 

Así, Blutt estima que aparerán más caídas en el valor y que los inversores recogerán beneficios, lo que se traduciría en un triunfo para su posición corta basada si el mercado considera que el negocio de Pharmamar no puede ir a más o que fracasa con su apuesta contra el coronavirus, el Aplidin. 

Los expertos consultados señalan que el valor ya ha recogido el mejor de los escenarios posibles para dos de sus fármacos, el Yondelis y el Zepzelca, y, respecto a este último, se espera que a lo largo del año la FDA estadounidense comunique la resolución definitiva sobre su comercialización masiva. 

El Aplidin, una “obligación moral” 

Además, el desempeño bursátil de Pharmamar también se encuadra dentro de la nueva rotación de carteras iniciada a finales de febrero, que coincide con el inicio de las caídas del valor tras presentar los mejores resultados de su historia, algo que ya conocía el mercado pues de enero a septiembre del curso pasado ya registró sus mejores cifras. 

De este modo, la comunidad financiera está atenta al inicio de fase III, la previa a la comercialización, del ensayo clínico del Aplidin en 12 geografías y, por el momento, solo tiene el visto bueno del Reino Unido. Pese a ello, la compañía espera ofrecer los datos de los estudios en agosto. 

Publicidad

Pero la penetración de las vacunas comienza a coger ya cifras de calado y por ello, según adelantó finanzas.com la ‘biotech’ quiere dejar a un lado los beneficios empresariales del fármaco y centrar el triunfo ante los ojos de la opinión pública y, sobre todo, los inversores. 

“Hemos hecho todo lo que podíamos y teníamos que hacer para luchar contra la pandemia. Seguimos pensando que el Aplidin es el antitumoral más potente del mercado y nuestra obligación moral es seguir adelante hasta lograr el triunfo”, relataban fuentes de la compañía a finanzas.com. 

En portada
Publicidad
Noticias de