La tormenta perfecta derriba a Pharmamar

La combinación de flojos resultados, altas valoraciones y rotación al ciclo tumba a Pharmamar

La cotización de Pharmamar retrocede alrededor del 9,5% desde principios de marzo y se mueve ligeramente por encima de los 100 euros.

La fría acogida a los resultados presentados a finales de febrero, junto con la aceleración de la rotación hacia los valores más cíclicos, desarmaron al grupo gallego, que se mueve en peligrosas zonas de soporte.

Los 137,3 millones de beneficio neto que presentó Pharmamar en 2020 quedaron ligeramente por debajo de los 144 millones que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg.

En ingresos, la biofarmacéutica reportó 270 millones de euros, de nuevo menos que los 296 millones que baraja el panel de expertos.

Los resultados y la rotación al ciclo desarman a Pharmamar

Sin ser unos resultados malos, lo cierto es que dejaron fríos a los inversores, lo que coincidió con las altas valoraciones que había alcanzador Pharmamar y con la aceleración de la rotación hacia el ciclo.

Fue algo así como una tormenta perfecta que aceleró las caídas, por mucho que el grupo disparó un 25% el dividendo.  

Publicidad
Publicidad

En el sentimiento inversor prevalece la búsqueda de activos de valor que lo pasaron mal durante la pandemia. Por eso, “la rotación de carteras está perjudicando totalmente a Pharmamar”, dice Darío García, analista de XTB.

Además, Pharmamar reportó una de las mayores cifras de ingresos de su historia, pero las expectativas del mercado eran demasiado elevadas. En particular con Zepzelca, su compuesto contra el cáncer de pulmón.

Dudas por los ingresos de Pharmamar

“Hay que entender que existen una serie de ingresos que no son recurrentes, sobre todo cuando están en una fase en la que han arrancado Zepzelca y donde tienen una serie de ingresos por hitos que pueden venir en un trimestre u otro”, dice Juan Ros, analista de Intermoney.

En la parte de oncología, sin los pagos extraordinarios, también hubo una pequeña desaceleración trimestral. En concreto, oncología creció un 46% en el tercer trimestre y un 43% en el cuarto.

No obstante,  un trimestre no es suficiente para encender las alarmas y tampoco son tasas “preocupantes”, apunta Ros, ya que probablemente harán falta varios trimestres más para comprobar que se desaceleran los ingresos.

Publicidad

Igualmente, el negocio de Diagnóstica, que no es grande, dió un salto muy grande cuando el grupo empezó a hacer los test del Covid-19. Pero los últimos resultados mostraron ya síntomas de agotamiento. En el tercer trimestre se vendieron cinco millones de test y en el cuarto la cifra bajó a tres millones.

Buena situación de balance

La conjunción de todos estos factores desinfló en bolsa a Pharmamar aunque la lectura de las cifras admite muchos matices. De hecho, la primera reacción de los analistas a los resultados se tradujo en un incremento de su precio objetivo que el mercado pasó por alto.

“Pocas veces se ha visto la empresa con tanta holgura en su balance, pero lo que ocurre es que quien vaya con el colmillo afilado podría extraer conclusiones negativas”, dicen desde un bróker con sede en Madrid.

A juicio de Ros, estas cifras no son especialmente malas ni tienen que llevar a la preocupación. La  cuestión es que el grupo está en unos niveles de valoración que en los que “ya ha descontado todo lo bueno que puede ocurrir en la compañía y nada de lo malo”.

Publicidad

La aprobación definitiva de Zepzelca, lo más crítico

Ahora, lo más crítico es que durante este año llegue la aprobación definitiva para Zepzelca en cáncer de pulmón, apunta el experto de Intermoney, ya que hasta ahora funciona con una aprobación provisional.

Si se aprueba sería muy importante porque se daría luz verde a un hito muy suculento de Jazz, el socio estadounidense de Pharmamar, lo que supondría todo un espaldarazo.

Los expertos consultados también creen posible que haya noticias respecto a Aplidin para el tratamiento del Covid-19, cuyos resultados se esperan en agosto, aunque es un terreno que está muy disputado.

“Una cosa es la noticia, que puede ser positiva y otra es la materialidad financiera que se le pueda dar”, recalca Ros.

Los 97 euros, próximo nivel de referencia

Por ahora, el mercado se tomó todas las perspectivas con mucha cautela, lo que dejó la cotización al borde de los 100 euros. El soporte más inmediato está en los 97 euros, un nivel que la acción podría testear próximamente, según opina Darío García.

De hecho, si esta referencia no aguantara, el próximo soporte son los 90,5 euros, en los que el grupo comenzó a cotizar en el IBEX 35.

Publicidad

Por arriba, la resistencia coincide con su máximo más reciente y es una zona de alto volumen de negociación durante los últimos diez meses, está en el entorno de los 120 euros.

En portada
Publicidad
Noticias de