La rotación divorcia al Dow Jones del Nasdaq

El índice americano Dow Jones supera los 32.000 puntos por primera vez en su historia y lo hace mientras el tecnológico Nasdaq cae, una divergencia que no se daba desde hace 20 años

El Dow Jones se situó este miércoles por encima de la cota psicológica de los 32.000 puntos ante la relajación del mercado de bonos, la aprobación definitiva del paquete de estímulos de 1,9 billones de dólares impulsado por el presidente Joe Biden y la buena marcha de la campaña de vacunaciones en los Estados Unidos.

“El mercado de bonos se relajó después de un dato de inflación subyacente por debajo de lo esperado en los Estados Unidos (del 1,3%, cuando se esperaba un 1,4%) y tras una subasta de deuda, ayer, que se saldó con un tipo de interés menor del máximo que habíamos visto días atrás”, explica Sergio Ávila, de IG Markets.

Publicidad

Una de las circunstancias que más ha llamado la atención de este nuevo máximo del índice es que se ha producido en plena corrección del tecnológico Nasdaq, una divergencia que no se daba desde hace 20 años (pues lo habitual es que los principales índices de la bolsa estadounidense caminen en la misma dirección y que el Nasdaq tire con más fuerza).

Una rotación

Por ello, el divorcio entre ambos índices ha sido interpretado por los inversores como una señal más de la rotación que se está dando en el mercado desde las áreas de crecimiento hacia los segmentos de valor.

“Esto lo que nos indica es que los inversores confían en que la economía se va a recuperar fuertemente y que, por lo tanto, las compañías que más se habían visto perjudicadas por la pandemia ahora pueden tener más potencial; mientras que las compañías tecnológicas que han subido mucho desde marzo del año pasado cotizan a valoraciones exigentes. Lo que hemos visto en las últimas semanas ha sido simplemente una rotación sectorial”, asevera Ávila.

Celso Otero, gestor de Renta 4, está de acuerdo: “Este ajuste se ha producido por los inversores que se han ido a compañías más de valor en esta parte del ciclo. Se han salido de valoraciones más elevadas y se han ido a valoraciones más ajustadas. El Dow tiene una valoración menos caliente que la del Nasdaq”.

Publicidad
Publicidad

Y es que, a diferencia del índice tecnológico, el Dow Jones es un selectivo con una composición más variada, en el que también hay petroleras y bancos, cuyo comportamiento está siendo muy bueno en las últimas semanas.

“El Dow es un compendio más diversificado que el Nasdaq, que es puramente tecnología, el sector que más ha sufrido en estas últimas semanas por las tensiones en el mercado de deuda (ante el miedo a un endurecimiento de las condiciones de financiación para las compañías más endeudadas, como las de crecimiento)”, relata Otero.

Las compañías más alcistas del Dow

En concreto, las compañías más alcistas del Dow en lo que va de año son la petrolera Chevron, que sube casi un 32%; seguida del banco de inversión Goldman Sachs, que se revaloriza casi un 30%; de la cadena de farmacias Walgreens Boots Alliance, que escala un 26%; del fabricante de chips Intel, que sube un 24%; y del banco de inversión JP Morgan, que asciende un 22%.

En este contexto, los expertos creen que el Dow podría seguir haciéndolo bien en las próximas semanas.

“El Dow está en clara tendencia positiva. De hecho, tras la última corrección se ha despejado la sobrecompra que acumulaba y, ahora, vuelve a tener fuerza subyacente para arrancar otro tramo de subidas”, dice Ávila.

Publicidad

Catalizadores al alza

Todos los catalizadores son positivos, incluso el sentimiento de los inversores es bajista y eso, por ley de sentimiento contrario, es un catalizador positivo para el mercado. Hasta que no cambie el sentimiento, no veo muchas posibilidades de corrección. Solo un aumento repentino de la inflación por encima de las expectativas o que se complique la situación de la pandemia podrían ser catalizadores a la baja”, añade.

Si bien, los expertos son escépticos en cuanto a la posibilidad de que esta divergencia se mantenga en el largo plazo.

“En el corto plazo es posible que siga esta tendencia. Pero, a medio y largo plazo, por el perfil de crecimiento, el Nasdaq debería tener mejor comportamiento porque los crecimientos de los beneficios del Nasdaq van a ser superiores”, concluye Otero.

En portada
Publicidad
Noticias de