Los inversores bajistas se relamen con la debilidad del IBEX 35

El IBEX 35 atrajo a más inversores en corto durante los dos primeros meses del tercer trimestre que en todo el primer semestre anterior

El IBEX 35 está viviendo un año 2022 de altibajos que una semana deja récords de subida no vistos desde 2018, y a la siguiente, hasta seis jornadas consecutivas en negativo que borran todas sus ganancias previas.

Esta alta volatilidad de la bolsa obligó a los inversores a escoger con sumo cuidado sus momentos de entrada y salida en los diferentes valores del indicador nacional, y también allanó el camino para la irrupción de fondos bajistas.

Publicidad

La aparición de estos inversores, dispuestos a hacer el agosto con los recortes en la cotización sufridos por las empresas españolas, es una historia muy recurrente para ciertas empresas cotizadas en el parqué de Madrid, como IAG.

Pero en los menos de dos meses que transcurrieron desde el inicio del tercer trimestre, estos ataques no solo se redoblaron respecto a los seis meses anteriores, sino que también ampliaron sus objetivos, entrando en compañías que hasta el momento se mantenían inmunes a ellos durante el 2022, como Meliá Hotels.

Los ataques al IBEX 35 se redoblan

De acuerdo a los datos proporcionados por Bloomberg Intelligence, desde inicios de julio hasta el 24 de agosto hubo hasta 16 ampliaciones de posiciones bajistas por encima del 0,5 por ciento en empresas españolas cotizadas en bolsa.

De estos 16 movimientos, 14 fueron sobre empresas del IBEX 35 como Red Eléctrica, Bankinter, Grifols, Cellnex o Solaria, centrándose los dos cambios de posición restantes en Técnicas Reunidas, la empresa del mercado continuo que vio como los fondos de inversión Eleva Capital y Systematica Investments aumentaban los ataques contra su capital social.

Publicidad

En contraste con la intensa actividad de los inversores bajistas que hicieron pública su apuesta contra las empresas españolas a partir de julio, los datos consultados por finanzas.com reflejaban que durante todo el primer semestre, tan solo hubo ocho ampliaciones de posiciones en corto contra compañías nacionales.

Es decir, que las apuestas por las caídas de las cotizadas españolas se duplicaron entre julio y agosto de 2022, en contraste con el periodo comprendido entre enero y junio de este mismo año.

Publicidad

Los mayores ataques al índice bursátil

Dentro de estas nuevas o ampliadas posiciones cortas en las empresas españolas, son varios los movimientos destacables de los últimos meses.

Meliá Hotels, por ejemplo, vio como Eleva Capitals, una gestora de fondos europea con sede en París y Londres, entraba en corto sobre su capital el pasado 4 de julio, con un 0,510 por ciento.

La gestora fundada por Eric Bendahan en 2014, además, aprovechó el mes de julio para entrar a jugar también en contra de Solaria, donde tiene una apuesta bajista del 0,510 por ciento, que notificó a la CNMV el pasado 28 del julio.

Publicidad

De esta manera, Eleva Capitals se unió en Solaria a Helikon Investments y a Odey Asset Managementents.

En el caso de Odey, la firma redujo el 2 de agosto su posición corta en la compañía de paneles solares desde el 0,88 por ciento hasta el 0,78 por ciento. Helikon, en cambio, incrementó su apuesta desde el 0,81 por ciento hasta el 0,96 por ciento.

Sacyr, una recién llegada al IBEX 35 tras seis años desde su última aparición en el indicador bursátil, sufrió la acometida de un viejo conocido de las empresas nacionales, Citadel.

El fondo de cobertura aumentó el 3 de agosto, del 1,190 hasta el 1,2 por ciento, una posición en corto que lleva manteniendo en el operador de infraestructuras desde enero de este año.

Publicidad

ACS tiene en AKO Capital a su inversor bajista

A pesar de lo significativo de este porcentaje en corto, Sacyr no es la empresa del IBEX 35 con la mayor posición en contra dentro de su capital social. Ese dudoso honor pertenece a ACS, que tiene en AKO Capital a un inversor bajista con una posición neta del 1,62 por ciento.

Un Ako Capital que también optó en agosto por posicionarse en corto sobre Grifols con 3,92 millones de acciones, equivalentes al 0,92 por ciento del capital social.

El hedge fund, al menos, es el único bajista en el fabricante de hemoderivados. Un consuelo al que no puede agarrarse Fluidra, puesto que cuenta con tres posiciones cortas superiores al 0,5 por ciento, controladas por Fosse Capital Partners, Kintbury Capital, y AQR Capital Management.

Fosse Capital Partners entró en corto el 27 de julio con una posición del 0,54 por ciento, mientras que Kintbury y AQR ampliaron sus posiciones durante julio y agosto hasta alcanzar unos niveles del 0,6 y el 0,51 por ciento, respectivamente.

Agosto, por último, también dejó malas noticias para Red Eléctrica, donde desembarcó uno de los mayores hedge fund del mundo, Millenium, que afloró posiciones bajistas de más del 1 por ciento, como ya explicó finanzas.com.

La entrada se concretó a través de dos de sus divisiones, Millenium Capital Partners y Millenium International Management, que se hicieron cada una con el 0,5 y el 0,510 por ciento de Redeia en posiciones cortas, según muestran los registros de la CNMV.

Publicidad

Así pues, los vaivenes del mercado dejan tanto alegrías como sobresaltos para los inversores, pero las entidades dispuestas a aprovechar también los descensos del IBEX 35 están apostando con fuerza durante estas caídas.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de