Cuando limitar los pasajeros es bueno para IAG

El aeropuerto de Heathrow trae buenas noticias para IAG tras sus duros límites al número de pasajeros. Ahora pide más esfuerzos a las aerolíneas para que contraten más personal de tierra

El recorte de capacidad a 100.000 pasajeros diarios que decretó a principios de julio el aeropuerto de Heathrow está dando sus frutos: los retrasos se han reducido y la situación tiende a la normalidad, buenas noticias para International Consolidated Airlines Group (IAG) y el resto del sector.

El objetivo es tratar de evitar un año más de caos aéreo, tal y como los propios gestores del aeropuerto vaticinaron. Para ello hacen falta dos cosas: las propias medidas de Heathrow y las que tomen las compañías acelerando las nuevas contrataciones de personal.

Publicidad

Poner freno a los pasajeros que puede asumir cada día el mayor aeropuerto del Reino Unido tiene un precio. Los planes de viaje de miles de británicos se han visto alterados, lo mismo que los de las compañías aéreas. Pero los resultados no han tardado en llegar.

“El límite de 100.000 pasajeros que salen diariamente ha mejorado la experiencia del cliente, con menos cancelaciones de última hora y una mejor puntualidad de los aviones o en la entrega de equipaje”, dijo el consejero delegado de Heathrow, John Holland-Kaye.

“Los pasajeros están viendo como sus trayectos son mejores y más confiables desde que se introdujo el límite a la capacidad”, recalcó el ejecutivo.

Publicidad

IAG (IAG)IAG (IAG)

0,011,19 %
1,15

Publicidad

Un rayo de esperanza para IAG y el sector

Las cifras que ofreció Holland-Kaye muestran que los pasajeros ahora pasan los controles de seguridad en un máximo de 20 minutos. Para lograrlo, el aeropuerto tuvo que contratar a más de 1.300 trabajadores.

La medicina recetada por los gestores del aeropuerto está surtiendo efecto, después de la alarma que generaron a comienzos del verano las colas gigantescas de pasajeros y los miles de maletas apiladas en las instalaciones de Heathrow.

El propio consejero delegado de IAG, Luis Gallego, reconoció a principios del verano que no había certeza sobre si la compañía podría ser inmune a la escasez de personal. Por eso, el rumbo hacia la normalidad que ha enfilado Heathrow no deja de ser una noticia esperanzadora para la matriz de Iberia.

Precisamente, las cancelaciones de vuelos junto con el incremento de la inflación y su posible efecto sobre el consumo son algunos de los factores que justifican el escepticismo de los analistas con IAG.

Los planes de ser rentable el resto del año están en solfa y habrá que ver cómo se presentan las perspectivas a partir del otoño, de acuerdo con las fuentes consultadas por finanzas.com.

Publicidad

Solo es el primer paso

Además, la mejora de las operaciones en Heathrow no significa el fin de los problemas, ya que solo es el primer paso.

De hecho, los gestores del aeropuerto advirtieron de que la solución a la crisis de personal no será rápida, por lo que no descartaron que el límite a la capacidad se mantenga vigente el próximo verano.

De hecho, el propio Holland-Kaye cargó las tintas contra las compañías aéreas y pidió un enfoque más agresivo en la contratación de personal, lo que incluye agentes de facturación y manipuladores de equipajes.

Además, tampoco se puede descartar que una nueva oleada de Covid-19 en el invierno provoque nuevas restricciones.

Publicidad

Tal y como avanzo finanzas.com, la sociedad se ha vuelto mucho más confiada y los contagios podrían dispararse, lo que provocaría más bajos entre el personal.

Patrón de suelo en formación para IAG

Con estas noticias, las acciones de IAG cotizaban el viernes con suaves avances y se mueven por encima de los 1,4 euros. Esta es precisamente la zona que deben superar para consolidar la formación de un patrón de suelo.

De acuerdo con la estrategia de trading propuesta por Josep Codina, director de análisis de la revista Inversión, la señal de entrada se activaría con la superación de los 1,5 euros.

En portada
Publicidad
Noticias de