La ampliación de capital en IAG vuelve a sonar con fuerza en el mercado... y preocupa

La deuda de 10.979M€ en IAG genera más dudas entre los inversores, que no ven cómo el grupo podrá acelerar en su desapalancamiento con el ritmo previsto del negocio

Los 10.979 millones de euros en deuda neta que International Consolidated Airlines Group (IAG) reportó a finales de junio son motivo de preocupación en el mercado.

“Nuestras conversaciones con los inversores sugieren que el mercado sigue preocupado por una posible ampliación de capital dado el alto apalancamiento”, reconocieron los analistas de Bank of America.

Publicidad

Si se compara lo que debe IAG con los beneficios que genera, la ratio deuda neta/ebtida alcanzó al cierre de junio las 13,8 veces, frente a las 11,5 veces en diciembre de 2021.

Esto significa que por cada euro de beneficio que genera IAG aun tiene que devolver a sus acreedores más de trece euros.

Además, la gerencia de la aerolínea reconoció que la deuda neta “seguirá aumentando para finales de 2022”, a media que se diluya e impacto positivo en el capital circulante y el grupo siga adelante con sus inversiones previstas de 3.900 millones de euros, dijeron las fuentes consultadas.

Publicidad
Publicidad

Las dudas que genera la estructura de capital de IAG

Esta evolución a más del apalancamiento justifica el miedo de los inversores a que la matriz de Iberia y British Airways tenga que recurrir de nuevo al recurso de pedir dinero a sus inversores.

Lo cierto es que la pandemia dejó a IAG con una abultada deuda neta y una carga de intereses que están pasando factura a los beneficios.

Los inversores no lo ven claro, y el mercado tampoco, razón por la que las acciones de IAG pierden un 3 por ciento desde que presentó unos resultados que vinieron con el primer beneficio trimestral desde que estalló la pandemia.  

Tampoco hay un caramelo que ofrecer a los accionistas para estimular la entrada de la acción en las carteras.

“Llevará muchos años desapalancar orgánicamente el balance”, reiteraron los analistas de JP Morgan. Durante este período “IAG no podrá pagar dividendos ni recomprar” acciones, apuntaron.

Publicidad

Grado de inversion

La estructura de capital genera dudas en la medida en que el grupo sigue sin embridar la deuda, que además es muy estacional, mientras planea al mismo tiempo hacer inversiones por 3.900 millones de euros.

También son noticias poco alentadoras para los bonistas. “Es posible que la aerolínea no alcance pronto una calificación crediticia de grado de inversión”, opinaron los analistas de Bloomberg Intelligence.

Esto significa que IAG quedaría fuera del radar de los múltiples fondos y planes de pensiones que solo invierten en compañías con esta calificación crediticia.

La mejor noticia, el poco motivo de consuelo que ofrece la estructura financiera de IAG, es que no mucha de su deuda vence antes de 2025, lo que incrementa el margen de maniobra de la aerolínea.

Publicidad

Perspectivas inciertas de cara al invierno

Respecto a la evolución operativa del negocio, las fuentes consultadas por finanzas.com coinciden en que la temporada de verano ya está salvada, pese a los recortes de capacidad y la decisión de British Airways -conocida el miércoles- de dejar de vender billetes hasta el próximo 15 de agosto.

Otra cosa será la recta final del año, que dará paso a un invierno duro para el sector.

Sin ir más lejos, el consenso de analistas no se cree que IAG pueda mantener la racha de beneficios espera unas pérdidas netas este año de 176 millones de euros, cifra que podría irse a los 292 millones de acuerdo con los cálculos de Bank of America.

El problema es que “las expectativas de los agentes económicos están cambiando, la confianza de los consumidores está por los suelos y la recuperación corre peligro”, dijo a finanzas.com Francisco Coll, analista para el Foro de Turismo Mundial.

“Se está metiendo mucho miedo a la gente con la crisis y la recesión, por lo que sería muy normal que después del verano caiga la demanda de IAG”, añadió Coll.

Publicidad

La única forma de mirar con optimismo a IAG es con las gafas del largo plazo.

“La viabilidad de la compañía no está en duda, IAG será uno de los ganadores de la crisis y saldrá reforzada, tanto por la posición que ocupa como por su mayor agilidad frente a otros rivales”, recalcó Coll.  

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines: no te decepcionaremos. También puedes añadir el periodismo de finanzas.com a tus redes sociales y apps. Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada
¿Quién manda en la ESG?

La segunda mesa de debate del foro Social Investor contó con Luisina Berberian (S&P Global Ratings), Mckenzie Ursch, (Follow This), Alberto Andreu (DIRSE) y Severiano Solana, (Caixabank)

Noticias de