Enagás: debilidad a las puertas de un cambio estratégico

Enagás sufre una caída del beneficio del 25 por ciento y las firmas de análisis rebajan la recomendación sobre su acción

Los resultados obtenidos por Enagás en el primer trimestre del año no han sorprendido ni a los analistas ni a la compañía. Sus beneficios cayeron un 25 por ciento hasta alcanzar los 69,3 millones de euros.

Sus ingresos regulados fueron de 230,4 millones de euros, con un descenso del 0,9 por ciento, mientras el Ebitda se situó en 185,8 millones de euros, lo que supuso una merma del 14 por ciento respecto al mismo periodo de 2021, y el Ebit sumó 104,9 millones de euros, un 25,1 menos.

Publicidad

La empresa reconoce que estas cifras "están en línea" con los objetivos que se han marcado para 2022. Prevé cerrar el año con un beneficio neto superior a los 430 millones de euros.

Esta cifra incluye las plusvalías derivadas del proceso de la rotación de activos iniciado por la empresa. Sin incluirlas, el beneficio previsto sería de 360 millones de euros.

En opinión de Aránzazu Bueno, analista de Bankinter, "los resultados del primer trimestre de 2022 presentados por Enagás son débiles”. No obstante, reconoce que esta caída se irá moderando a lo largo del año "a medida que se diluye el impacto negativo de los costes operativos extraordinarios este año y de los ingresos no recurrentes del año pasado".

Publicidad

La mejor baza de Enagás es la remuneración al accionista

Un aspecto positivo del trimestre pasado fue el coste financiero de la deuda de Enagás, que bajó hasta el 1,6 por ciento.

Además, los flujos de caja generados aseguran una remuneración al accionista para este ejercicio de 1,72 euros por acción, un 1 por ciento más que en 2021, señalan fuentes de la compañía.

Publicidad

Y es que “su dividendo es una de las fortalezas de Enagás”, reconoce Diego Morín, analista de IG: "Uno de los atractivos del valor es su dividendo, uno de los mejores dentro del selectivo español, supera el 8 por ciento de rentabilidad, que repartirá en julio con cargo a los resultados de 2021 y será de 1,02 euros por título".

Nueva estrategia

La compañía ha anunciado que en los próximos meses actualizará su estrategia, con el foco puesto en la seguridad energética de España y de Europa, la descarbonización, el hidrógeno verde y en garantizar el suministro energético.

Este cambio puede beneficiar a la compañía, pero “hay que tener en cuenta que exige invertir en infraestructuras de hidrógeno, lo que podría desencadenar una disminución de la rentabilidad al accionista para afrontar dichos gastos”, estima Morín.

También está inmersa en una rotación de activos iniciada el pasado trimestre y contemplada en su Plan Estratégico. Se trata de la venta de su participación en GNL Quintero en Chile y la entrada del fondo Clean H2 Infra Fund en Enagás Renovable.

Publicidad

El 28 de marzo Enagás y Omers llegaron en Chile a un acuerdo con EIG y Fluxys para la venta conjunta del 80 por ciento de su participación en GNL Quintero. Enagás acordó vender su participación del 45,4 por ciento.

Esta venta, que previsiblemente se cerrará durante el segundo semestre de 2022, permitirá a Enagás obtener una plusvalía neta de alrededor de 122 millones de euros.

También durante el primer trimestre del año alcanzó un acuerdo para la entrada en el accionariado de Enagás Renovable del fondo Clean H2 Infra Fund como socio financiero, con una participación inicial del 30 por ciento, lo que aportará una plusvalía neta por un importe aproximado 46,9 millones de euros.

Este fondo está gestionado por Hy24, la mayor plataforma de inversión en infraestructuras de hidrógeno limpio del mundo, participada por Ardian y Five T Hydrogen.

Publicidad

La acción de Enagás pierde atractivo

El actual contexto económico y los resultados presentados por Enagás en el primer trimestre han hecho que su acción pierda atractivo para algunas entidades. Este es el caso de Bankinter que ha cambiado la recomendación de comprar a neutral.

Argumentan que han acometido este cambio debido al entorno menos favorable para la compañía, a la falta de catalizadores y al escaso potencial de revalorización de su acción.

"Los ingresos regulados del grupo no se revisan con la subida del IPC, por tanto, el contexto actual de repunte de inflación y tipos de interés al alza no es favorable para el grupo", estima Aránzazu Bueno.

Además, en los últimos meses, la acción ha estado impulsada por dos catalizadores que dejarán de seguir jugando a su favor, a juicio de la analista. Por un lado, “no esperamos nuevas ventas de activos que puedan aflorar plusvalías. Las grandes desinversiones del año -Morelos en México, Quintero en Chile o Enagas Renovables- ya se han anunciado”.

Por otro, “no vemos subidas adicionales importantes en el precio del petróleo que favorecen la evolución de su filial en los EEUU Tallgrass”.

Publicidad

Sobre la acción de Enagás, Bueno cree que, tras un buen comportamiento en los últimos meses, su potencial de revalorización se sitúa por debajo del 3 por ciento.

Entrar solo si supera máximos

Respecto a si este es un buen momento para entrar en Enagás, Morín cree que sus acciones cotizan sobre la referencia de los 19,40 euros, una zona de soporte importante para los inversores, y recuperan más de un 17 por ciento desde los mínimos anuales tras el estallido de la guerra.

Dicho nivel podría ser atractivo para tomar posiciones, pero con cautela, puesto que, si la demanda no consigue aguantar dicho nivel, es probable que se produzcan mayores descensos”, señala el analista de IG. Por la parte alta, dice que, “mientras no supere los máximos anuales, no entraría en el valor”.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de