Goldman Sachs elige a Enagás e Iberdrola como campeonas del dividendo

Goldman Sachs incluye a Enagás e Iberdrola en su lista de empresas protectoras de dividendo. Generan retornos estables y son una oportunidad en los entornos inciertos

Los analistas de Goldman Sachs apostaron por las acciones que generan dividendos, entre ellas Enagás e Iberdrola, para reforzar las carteras en un entorno de elevada inflación y tipos de interés al alza.

“Creemos que ahora hay un caso para las estrategias selectivas de altos retornos”, apuntaron los expertos. En un entorno de elevada volatilidad, “los dividendos se convertirán en un importante impulsor” de esos retornos, argumentaron en el banco estadounidense.

Publicidad

Durante la última década, las acciones de dividendos vivieron en una especie de ostracismo y generaron un rendimiento inferior, cayendo muchas de ellas en lo que los analistas denominaron “trampas de valor”.

Las acciones europeas de alto dividendo se quedaron rezagadas en los últimos 15 años, ya que la caída de los rendimientos de los bonos impulsó los títulos de crecimiento, como los de las compañías tecnológicas.

Ahora, Goldman Sachs identificó distintas formas de ganar exposición a los dividendos, en particular a través de acciones cíclicas. Entre ellas destacan las compañías de energía y los bancos. Ambos sectores serán los mayores contribuyentes al crecimiento de dividendos del 10 por ciento esperado en el Stoxx Europe 600.

Publicidad

Enagás e Iberdrola serán los motores del dividendo en la bolsa española

Dentro del universo europeo cubierto por el banco estadounidense, solo Enagás e Iberdrola engrosaron la lista de acciones españolas seleccionadas por sus dividendos.

En concreto, las dos cotizadas del IBEX 35 forman parte de una amplia lista de valores europeos a los que el banco denomina “protectores del dividendo”.

Publicidad

Se trata de compañías con un historial de dividendos estable que podrían representar “una oportunidad de inversión convincente en este entorno incierto”.

Son empresas que nunca redujeron sus dividendos durante la última década. Y las pocas compañías que lo hicieron, fue de manera excepcional y una sola vez por el coronavirus, si bien ya han vuelto a retomar los pagos a sus accionistas, según comprobó Goldman Sachs.

Protectores del dividendo para amortiguar la volatilidad

Se trata de campeonas del dividendo que pueden proporcionar a los inversores exposición a acciones de calidad y mayores ingresos a lo largo del tiempo. Amortiguan así la volatilidad del mercado y permiten gestionar el riesgo asociado a un incremento de los tipos de interés.

Con una rentabilidad por dividendo media del 3,5 por ciento, estos protectores del dividendo cotizan con un descuento del 20 por ciento respecto al promedio histórico del mercado.

Publicidad

En el caso de Enagás, la rentabilidad por dividendo estimada por los analistas del banco estadounidense para los próximos 24 meses es del 8,5 por ciento, la mayor de todas las cotizadas europeas. En Iberdrola, este porcentaje es del 5,1 por ciento.

Alternativas en rentabilidad por dividendo y crecimiento

En una segunda selección, los analistas construyeron una lista de acciones aplicando el criterio de rentabilidad por dividendo, tras comprobar que los pagos a los accionistas son sostenibles. Aquí incluyeron, entre las cotizadas españolas, a Caixabank, BBVA, Telefónica, Repsol y Endesa.

En una tercera cesta de valores distinta y centrada en cotizadas con potencial de crecimiento del dividendo, los analistas incluyeron a Inditex y Amadeus.

Se trata de empresas que, sin ser campeonas del dividendo, sí han incrementando la remuneración a sus accionistas durante los últimos años por encima de la media del sector.

Publicidad

Las razones para apostar por los dividendos

El giro hacia el dividendo de Goldman Sachs se justifica por distintas razones. En primer lugar, en un entorno de inflación elevada, los inversores podrían sentirse más cómodos con “flujos de efectivo reales a corto plazo, frente a las “ganancias de capital inciertas”.

Además, cuando la volatilidad es elevada, “creemos que los inversores deberían volver a centrarse en estrategias de ingresos estables”, indicaron los expertos, ya que éstos se convertirán en un importante impulsor de los rendimientos.

Igualmente, los dividendos también suelen tener una menor sensibilidad a las variaciones en el tipo de interés y al incremento de las rentabilidades de los bonos.

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de