Banco Santander queda fuera de la puja por Banamex tras rechazar su oferta Citigroup

Banco Santander presentó una oferta no vinculante por Banamex que fue rechazada por Citigroup, lo que deja al grupo fuera del proceso de compra

Banco Santander se retiró del proceso de compra de la mexicana Banamex después de que Citigroup rechazara la oferta no vinculante presentada por la entidad cántabra.  

Banco Santander confirma que “presentó una oferta no vinculante y que, tras haber sido sometida a la consideración de Citigroup, el Banco ha sido informado de que no continuará en las siguientes etapas del proceso”, dijo el grupo en un comunicado remitido a la CNMV.

Publicidad

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ya dijo que prefería que Banamex tuviera unos propietarios mexicanos. Banco Santander era la única entidad extranjera que participaba en el proceso de venta. Entre los grupos interesados está el mexicano Banorte, además de Inbursa, propiedad del magnate Carlos Slim.

Cuestión de precio

No obstante, fuentes de Banco Santander contactadas por finanzas.com negaron que los condicionantes políticos y las exigencias de AMLO hubieran interferido en la operación. Si la compra de Banamex no ha salido ha sido porque el precio ofertado no le ha interesado a Citigroup.

En el banco cántabro tienen claro que esta operación tendría que haberse ajustado a una estricta disciplina de capital, sin acometer en ningún caso una ampliación.

En la entidad entienden que han hecho una oferta "lógica" para poder rentabilizar la inversión en caso de haber ganado la puja. La integración de Banamex se prevé que sea muy complicada y requiera tiempo y dinero. Cuestión de precio.

Publicidad
Publicidad

Largo proceso de venta

El proceso de venta de Banamex se prevé que sea largo y se extienda hasta finales del año que viene. Precisamente por esta razón, a Banco Santander le salían las cuentas, porque habría tenido tiempo de generar los recursos necesarios para no tener que ampliar capital.

En concreto, el banco habría tenido más de un año y medio para generar 5.100 millones de euros en capital, que es la cantidad que los analistas estimaban que iba a necesitar para financiar la compra de Banamex.

Una de las condiciones que había marcado Banco Santander es que la ratio de capital CET1 en ningún caso podría bajar del 12 por ciento debido a la compra de Banamex.

El grupo cántabro está satisfecho con su posición y captación de clientes en el mercado mexicano. En la última presentación de resultados, el directo financiero de Banco Santander, José García Cantera, dijo que la entidad no necesita comprar Banamex para crecer en México.

En todo caso, la principal línea roja para sacar adelante esta operación, más allá del precio y las condiciones, era ser bienvenidos y contar con el visto bueno del gobierno mexicano.

Publicidad

Mercados emergentes

Tras conocerse estas noticias, las acciones de Banco Santander abrieron con alzas del 1 por ciento en el IBEX 35, tras descontar los inversores que la entidad se ahorrará recursos en la operación fallida de Banamex.

Con todo, los analistas consultados por finanzas.com no tienen dudas de que la filial mexicana de Citigroup habría aportado a Banco Santander un mejor posicionamiento en los mercados emergentes, al ser México uno de los países con mejores perspectivas futuras.

Banorte, el mejor posicionado

En concreto, el mejor posicionado para hacerse con la filial mexicana de Citi es Banorte, cuyos responsables recogieron el guante lanzado por AMLO. "Buscaremos que Banamex se quede en manos de todos los mexicanos”, dijo Marcos Ramírez, director general de Banorte.

La compra de Banamex, además de cumplir con los criterios políticos, sería un gran paso para Banorte, que igualaría en tamaño o incluso superaría a BBVA México. El banco vasco ya se retiró del proceso, pero no así el Grupo Inbursa, después de que Slim dijera que podría participar en el proceso junto a otros invesores mexicanos.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de