El beneficio de Banco Santander caerá en 2023 pero habrá rebote en bolsa del 60%

El beneficio de Banco Santander retrocederá en 2023, según los modelos a los que pudo acceder finanzas.com. El banco, sin embargo, logrará rebotar en bolsa un 60%

El impuesto Sánchez sobre el margen de intereses y las comisiones de los bancos pasará de puntillas para Banco Santander.

El beneficio ajustado del grupo cántabro este año permanecerá sin cambios y el de 2023 caerá un 3 por ciento, hasta los 7.607 millones de euros, según los cálculos desvelados este miércoles por el banco suizo UBS.

Publicidad

Tampoco habrá impacto material del impuesto el año que viene en los beneficios ajustados de BBVA, aunque si provocará caídas del 11 por ciento en los de Bankinter, del 10 por ciento en Caixabank y del 17 por ciento en Banco Sabadell.  

El impuesto en general es “muy punitivo”, dijo el banco suizo, pero erosionará más los beneficios de los bancos domésticos.

En el caso de Banco Santander, como en el de BBVA, entrarán en juego las ventajas de la diversificación geográfica, lo que hará que los impactos en la cuenta de resultados sean “más manejables”.

Hay dudas con la evolución de los mercados emergentes en los próximos meses, en especial con Brasil y México, pero por ahora no se han plasmado en la valoración.

Publicidad
Publicidad

SANTANDER (SAN)SANTANDER (SAN)

-0,03-1,11 %
2,50

Potencial de rebote del 60% para Banco Santander

Teniendo en cuenta este nuevo escenario, los economistas de UBS calcularon que el nuevo precio objetivo de Banco Santander es de 3,85 euros por acción, frente a los 4 euros que calculaban previamente.

Esta nueva valoración todavía deja un potencial de subida del 60 por ciento según el banco suizo, el mismo que calcula el consenso de analistas de finanzas.com, y en línea con el 65 por ciento que proyectan los expertos para Banco Sabadell.

Respecto a los resultados de Banco Santander, que ganó 4.894 millones de euros en el semestre, los expertos del banco suizo consideraron que fueron “relativamente débiles” dentro de una comparación más amplia entre España y Europa.

La cuestión es que los mercados internacionales como Brasil y México, pilares en buena medida para sortear el impuesto Sánchez, comenzaron a ofrecer algunas señales de alarma.

Publicidad

Dudas en Brasil…

Tras calcular el impacto del impuesto, los expertos no vieron catalizadores para elevar más el precio objetivo dado que los vientos en contra detectados en Brasil captaron la atención del mercado.

En concreto, en el mercado brasileño hubo una rebaja por segundo trimestre consecutivo en el objetivo de ingresos, a lo que hay que sumar las dudas que generaron las guías sobre el coste del riesgo tras un mal trimestre, explicaron las fuentes consultadas.

El país está al borde de la recesión, lo que se está dejando sentir en la cuenta de resultados y en el menor crecimiento del crédito.

…y serio aviso en México

En México, Banco Santander se ha quitado de encima el foco de presión que suponía estar en la puja por Banamex, lo que lastró sus acciones en los últimos meses. Pero las perspectivas tampoco son especialmente boyantes.

El hecho de no tener que destinar recursos para levantar la filial de Citi, que lleva dos décadas en decadencia, abre las puertas a un mayor dividendo en Banco Santander, tal y como informó finanzas.com.

Publicidad

El problema es que el mercado mexicano será el año que viene mucho más exigente, lo que hará que Banco Santander, BBVA México y Banorte afronten un entorno operativo “más adverso”, dijo el miércoles la agencia de calificación Moody’s.

Será todo un reto mantener los márgenes de rentabilidad, y lo más probable es que sufran un descenso.

“Esperamos menores resultados para el 2023, ya que prevemos continúen las presiones inflacionarias y el endurecimiento en la política monetaria para controlarlas”, añadió la agencia.

Banco Santander tantea soportes críticos

Por ahora, estos avisos han deslucido el comportamiento en bolsa de Banco Santander, pero no han provocado mayores ajustes en las valoraciones, como prueban los cálculos de UBS. Son aspectos a vigilar.

Desde el punto de vista técnico, también hay que poner mucha atención en el soporte de los 2,35 euros, que están a la vuelta de la esquina.

Publicidad

Si los pierde podría ir automáticamente a visitar los 2,1 euros, según dijo el director de análisis de la revista Inversión, Josep Codina. Más abajo ya solo quedaría el soporte de los 1,8 euros.

Por ahora los está manteniendo, aunque para pensar en un sesgo positivo de la cotización, el rebote tendría que extenderse hasta los 2,8 euros.

“Esto permitiría atacar la zona de la media de 200 sesiones en torno a los 2,9-3 euros y es la clave a medio plazo”, remachó Codina.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Linkedin | Facebook | Flipboard | Telegram | Instagram

En portada
Publicidad
Noticias de