El euríbor pierde el norte con la guerra en Ucrania mientras espera señales del BCE

El índice al que se referencian las hipotecas se mueve sin una tendencia clara hasta que el BCE confirme si luchará contra la inflación o el bajo crecimiento

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, cotiza sin un rumbo definido a dos días de la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), lo que es un reflejo de la división que existe en el seno del banco central.

El indicador ha registrado en los últimos días un comportamiento ambiguo, anotándose fuertes subidas y bajadas como consecuencia de la difícil situación a la que se enfrenta la presidenta de la institución, Christine Lagarde, que tiene que lidiar con una situación perversa: luchar contra la inflación, pero sin perjudicar el crecimiento.

Esto es así desde el 24 de febrero, fecha en la que tuvo lugar la invasión de Ucrania por parte de Rusia, cuando el euríbor se dejó 8 por ciento, pasando de cotizar en niveles del entorno del -0,28 por ciento, hasta el -0,39 por ciento.

Y reducía el rally del 29 por ciento que se había anotado desde que la presidenta del BCE, Christine Lagarde, dejó la puerta abierta a una subida de tipos a finales de año. En lo que era una clara apuesta del índice por la cual el BCE terminaría postergando la subida de tipos.

Sin embargo, en los días previos al encuentro del BCE, han regresado las subidas. En concreto, un 3 por ciento hasta llevarle en tasa diaria al nivel del -0,33 por ciento. Y es que parece que el mercado descuenta que la banquera tendrá que seguir con su hoja de ruta y poner fin a su programa de compras prepandémico (conocido como PEPP por sus siglas en inglés) que terminaba en marzo.

Publicidad

La guerra en Ucrania, un terremoto no previsto

¿Cómo puede afectar la guerra al euríbor? “Tras dos años de incertidumbre por la covid-19 parecía que la economía se empezaba a recuperar, es más, hemos terminado 2021 con los mejores datos de compraventa de viviendas desde 2013, sin embargo, ahora nos enfrentamos a otro momento de incertidumbre y habrá que ver cómo reacciona el BCE, los mercados etc”, explica el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

En ese sentido, el euríbor estará muy pendiente de la rueda de prensa de la banquera. En su intervención no solo tendrá que comunicar el nuevo cuadro macro (con un empeoramiento de las perspectivas de inflación por el encarecimiento del petróleo) sino también qué medidas podría tomar el organismo.

Publicidad

Hay varias sobre la mesa. Por un lado, que prosiga con la retirada de estímulos, pero sin tocar los tipos (ni siquiera a finales de año), algo por lo que se inclina el economista Miguel Ángel Bernal, que presionaría de nuevo al euríbor a la baja.

Otra opción sería ralentizar el proceso de retirada de estímulos, que permitiría amortiguar el golpe que la guerra asestara al crecimiento europeo, pero que contribuiría a que la inflación siguiera desbocada.

Gilles Moëc, economista jefe de la gestora AXA Investment Managers, señala que “el BCE probablemente esté listo para ralentizar la normalización de su política monetaria”, aunque reconoce que “Christine Lagarde tendrá una tarea difícil el jueves, ya que es complicado evaluar en tiempo real el impacto probable de la guerra de Ucrania en la trayectoria de crecimiento e inflación de la zona del euro.”

En este sentido, esta es la idea de toma más cuerpo para los economistas consultados por Bloomberg: el BCE seguirá son sus planes, pero se lo tomará con más calma que si no hubiera invasión de por medio.

Publicidad

El euríbor y las hipotecas a tipo fijo

Dependiendo de la reevaluación que haga Lagarde el euríbor se moverá bien al alza (si apuesta por controlar la inflación) o bien seguirá cotizando en torno al -0,40 por ciento, nivel en el que está ahora. Aunque los expertos consideran que tarde o temprano el BCE terminará subiendo tipos.

Lo que sí ya se aprecia es que la banca mantendrá su viraje hacia las hipotecas a tipo variable encareciendo las fijas. Fuentes del sector financiero han admitido que, de momento, la guerra no está trastocando estos planes y se está llamando a los clientes que tenían ofertas sobre la mesa para que las firmen cuanto antes “ya que no se podrán sostener más en el tiempo”, señalan esas mismas fuentes, que explican que “hablamos de créditos por debajo al 1 por ciento”.

En portada
Publicidad
Noticias de