Fondos

Invierte en tu jubilación

Mantener nuestro nivel de vida y vivir una jubilación holgada económicamente es el gran reto de los inversores de nuestro tiempo

Carla Bergareche, directora general en Esp. y Portugal de Schroders.

Es un reto. No hace falta decirlo más alto ni más claro. Mantener nuestro nivel de vida y vivir una jubilación holgada económicamente es el gran reto de los inversores de nuestro tiempo. Además, somos un país algo característico en este campo ya que somos los europeos que menos ahorramos y los que más estamos dejando de ahorrar, con una evolución de la tasa de ahorro respecto a la renta disponible del 7,2 por ciento de acuerdo con datos de Eurostat, algo que impacta claramente en nuestros objetivos financieros de cara al retiro laboral. El contexto de mercado actual con rentabilidades reducidas, volatilidad y aumento de la inflación ponen la guinda a este pastel.

Con esta preocupación en mente desde hace varios años, en Schroders hemos realizado una encuesta a más de 22.000 inversores de todo el mundo, 1.000 de ellos en España, para analizar sus expectativas de cara a la jubilación y hacer así una comparación con aquellos que ya se han jubilado. Una de las principales conclusiones que sacamos al analizar los datos es que existe una brecha considerable entre las expectativas y la realidad en términos financieros durante los años dorados. Los jubilados españoles están recibiendo menos ingresos durante la jubilación de lo que esperan necesitar aquellos que se aproximan a esta etapa para vivir cómodamente durante sus años dorados. Aquellos no jubilados esperan dedicar una media del 35 por ciento de sus rentas para la jubilación a cubrir gastos básicos de manutención pero, cuando preguntamos a los jubilados, responden que un 51 por ciento de sus ingresos se emplean en sufragar estos gastos. 

Nos parece alarmante descubrir que un 21 por ciento de los jubilados españoles considera que no dispone de rentas suficientes para vivir holgadamente. De hecho, es significativo que los jubilados españoles siguen invirtiendo de forma considerable y asignan a la inversión el 22 por ciento de sus ahorros para el retiro, por encima de la media europea del 18 por ciento. Esto podría ser indicativo de que sus ingresos finales no son suficientes. Por el contrario, aquellos que todavía no se han jubilado solo esperan dedicar el 7 por ciento de sus ahorros destinados a esta etapa a la inversión, en comparación con el 8 por ciento en Europa.

Existe, pues, un riesgo real de que estemos subestimando tanto el porcentaje de rentas que tendremos que asignar a gastos básicos de manutención durante la jubilación como el importe que se necesitará para disfrutar de una jubilación holgada. Es nuestra labor y la de entidades públicas y privadas el hacer calar en la sociedad la necesidad urgente de empezar a ahorrar tanto y tan pronto como sea posible para enfrentarnos a este reto de manera eficiente y, así, evitar atravesar circunstancias financieras adversas una vez se abandone definitivamente el mercado laboral. 

Si la iniciativa de ahorrar para la jubilación se deja para casi los 50 ó 60 años, probablemente sea demasiado tarde para solventar la brecha de ahorro. Por este motivo, se hace indispensable fomentar la educación financiera en la población más joven para que la planificación de su futuro financiero sea una prioridad a la hora de gestionar adecuadamente sus ingresos y dar a conocer vehículos de inversión eficientes para canalizar este ahorro, asesorados siempre por un profesional.

Carla Bergareche es directora general de Schroders para España y Portugal

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.