Vender o comprar más. Estrategias para fondos de inversión en pérdidas por Ucrania

Los fondos de inversión se tiñen de rojo tras 15 días de invasión en Ucrania y los ahorradores se preguntan qué hacer si se pierde dinero por la guerra

La guerra en Ucrania tiñe de rojo las rentabilidades de los fondos de inversión, especialmente los de renta variable europea. Ante esta situación no es extraño que el partícipe se pregunte qué puede hacer. Y es que nadie está preparado para sufrir fuertes pérdidas en sus inversiones o descapitalizarse, aunque sea a corto plazo.

Lo aconsejable es actuar con paciencia y analizar la cartera que tiene el inversor. Estas son las dos recomendaciones que da José María Luna, socio y fundador de Luna y Sevilla Asesores Patrimoniales. ¿Por qué? Porque no es lo mismo que el fondo caiga un 20 por ciento si representa un 1 por ciento de la cartera, que caiga un 10 por ciento, pero tenga más peso “ya que el impacto será mayor”, explica el experto.

Publicidad

Por su parte, Carlos Farrás, socio director y CIO de DPM Finanzas, añade, además, que hay que tener en cuenta el horizonte temporal de la cartera y no dejarse influir por estos acontecimientos porque "los eventos geopolíticos suelen ser de corta duración y tienden a normalizarse".

Victoria Torre, responsable de selección de fondos de inversión en Singular Bank es de la misma opinión.

"Si el inversor tiene un perfil arriesgado, eso implica que su cartera se ha elaborado con un horizonte temporal de largo plazo y con un presupuesto de partida de asunción de posibles pérdidas. Y, por tanto, no debería, a priori, deshacerse esa cartera cuando llegan las pérdidas, sino respetar el horizonte temporal".

Una vez analizada la cartera, si el fondo tiene exposición a bolsa rusa "lo mejor que puede hacer es venderlo" (cuando se pueda) porque hay mucha incertidumbre sobre la posición de Rusia a nivel internacional tras el conflicto.

Publicidad
Publicidad

¿Liquidez? Sí y no

A principios de año, la bolsa europea era la que presentaba un mayor atractivo para los expertos, como consecuencia de las valoraciones todavía atractivas y el potencial de subida. Sin embargo, el hecho de que la guerra se desarrolle en el continente y la alta dependencia energética de Rusia hace que los expertos sean más favorables a reducir peso.

¿Cómo se haría? Luna cree que hay que aprovechar los rebotes, como el que llevó al IBEX 35 a anotarse una subida de casi el 5 por ciento para deshacer posiciones.

La siguiente pregunta sería ¿y hacia dónde ir? Luna cree que una parte de esa liquidez se podría poner en renta variable estadounidense, menos afectada y con un escenario macro totalmente distinto: una economía más fuerte, con una tasa de desempleo baja y con un escenario de normalización monetaria sin apenas cambios.

Por otro lado, aumentar el peso de la liquidez en la cartera como consecuencia de esta incertidumbre, que permitiera aprovechar las oportunidades que surjan. ¿De dónde pueden venir? Por ejemplo, en materias primas, donde los inventarios del café y el aluminio están en mínimos.

No obstante, Farrás cree que la liquidez puede ser una trampa “porque las previsiones es que la inflación en Europa supere el 7 por ciento y en los Estados Unidos, el 9 por ciento”, lo que significa que quedarse en liquidez finalmente provocaría una caída de los ahorros disponibles.

Publicidad

Comprar o mantener en fondos de inversión

Ante la pregunta si es posible aumentar las exposiciones, Farrás sí que ve que sea una opción. "Hay que comprar cuando suenan los primeros disparos", explica Farrás porque es el momento de adquirir valores a buen precio y venderlos cuando ya se ha llegado a un acuerdo.

En ese sentido, pone como ejemplo la inversión en oro, que la añadieron en cartera en 2017 y la han comenzado a vender ahora, cuando ya roza los 2.000 dólares la onza impulsado por la búsqueda de valores refugio.

En ese sentido, Torre insiste que "vender en momentos de pánico no es aconsejable".

"Las caídas de mercado, a menudo, suelen concentrarse en unas sesiones, y cuando queremos salir, nuestra inversión ya ha sufrido esa depreciación. No se puede hacer frente a los eventos imprevistos, que son, además, los que generalmente causan las mayores caídas en los mercados".

Publicidad

En ese sentido, Luna cree que hay que replantear la cartera de fondos de inversión en el sentido de qué valores pueden hacerlo en el momento actual y si los tengo. "Por ejemplo, aunque las tecnológicas sigan caras, creo que seguirán siendo una opción porque lo harán muy bien en el futuro".

Para Farrás, en cambio, cree que es mejor hacer un cambio de estrategia, apostando menos por valores de crecimiento que lo pueden hacer peor en un entorno de subidas de tipos de interés.

En cambio, Torre sí ve posible "incrementar posiciones en momentos de caídas bruscas, pero siempre teniendo en cuenta que es una estrategia que tiene sus riesgos".

También añade que "otra alternativa podría ser hacer aportaciones periódicas a nuestra inversión, porque de este modo vamos entrando en distintos momentos del tiempo y evitamos entrar de golpe en un momento que a lo mejor no es el óptimo".

No olvide la planificación fiscal de los fondos de inversión

Aunque los fondos de inversión se pueden traspasar sin coste, en esta ocasión, si el inversor decide cambiar de categoría, lo mejor que puede hacer es venderlo. Y es que las minusvalías obtenidas se pondrán compensar con las plusvalías en los cuatro años siguientes.

Con la única salvedad, recuerda Farrás, de que no podrá comprar el mismo fondo o acción hasta que no hayan pasado un mínimo de dos meses.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de