Los secretos de los dos fondos más rentables de bolsa española

El Metavalor y el Gesconsult Renta Variable sacaron 18 y 17 puntos de diferencia al IBEX 35 en un año complicado. Esta ha sido su receta

El año 2020 fue complicado para los gestores de bolsa española, pues la renta variable nacional fue una de las más castigadas por la crisis del coronavirus.

Sin embargo, algunos gestores fueron capaces de brillar en un entorno muy complicado, logrando incluso rentabilidades positivas que contrastan con un IBEX 35 que cerró el ejercicio con minusvalías del 15%.

En concreto, ocho productos de bolsa española lograron cerrar el año con rentabilidades positivas (aunque fueran de tan solo algunas décimas), según los datos facilitados por VDOS.

Lo lograron productos de las gestoras de Abanca, Bankia, Santander, BBVA y Unicaja.

Dos estrategias brillaron entre el resto

Pero las dos estrategias que lideraron la lista por rentabilidad en 2020 fueron el Metavalor y el Gesconsult Renta Variable, que se anotaron subidas del 2,85% y del 2,26% respectivamente, lo que les permitió sacar prácticamente 18 y 17 puntos de diferencia al selectivo español.

Ambos productos aplicaron recetas similares: refugiarse en las acciones defensivas como las ‘utilities’ en marzo y comenzar a aumentar el ciclo en el otoño, coincidiendo con una fase de noticias esperanzadoras respecto a los desarrollos científicos de la vacuna.

En el caso del Gesconsult Renta Variable, el fondo sacó de la cartera los valores de perfil cíclico en marzo. Así, se deshizo de su participación en los bancos Santander, Bankinter y Caixa; en la petrolera Repsol, en Técnicas Reunidas, Tubacex, Acerinox y Gestamp. También redujo posiciones considerablemente en Cie Automotive.

El valor de las compañías defensivas

Y, para compensar, aumentó la proporción de compañías de carácter defensivo como Red Eléctrica, Endesa o Iberdrola, que se convirtió en la primera posición del fondo.

Publicidad
Publicidad

Asimismo, por la parte del consumo básico, Viscofan se convirtió en una de las primeras posiciones de la cartera, según relata Álvaro Jimenez, gestor de Gesconsult.

Pero, llegado noviembre, el fondo dio la vuelta a la tortilla y redujo el peso de aquello que se había comportado muy bien durante el ‘crash’, como Red Eléctrica, Iberdrola, Cellnex, Enagas o Viscofan.

En cambio, aumentó posiciones en bancos como Santander, Bankinter y Caixa, así como en aseguradoras como Mapfre o Catalana Occidente.

Publicidad

Asimismo, incrementó la exposición a Cie Automotive y Gestamp; así como a Repsol, Tubacex y Acerinox.

[Related:1]

“Desde aquella rotación de noviembre no hemos vuelto a hacer ningún cambio relevante. Ahora, estamos discutiendo si debemos seguir con ese posicionamiento, si reducimos el peso en valores defensivos y rotamos más hacia ciclo. Dependerá de lo que vayamos viendo, de cómo se comporte el mercado, de los indicadores que vayan saliendo y de los resultados empresariales, que los tenemos a la vuelta de la esquina”, añade Jiménez.

Recetas parecidas

Una receta parecida aplicaron los gestores de Metagestión. “A nosotros nos cogió la pandemia con la cartera posicionada en la parte defensiva porque veíamos que los flujos de dinero estaban más ahí y amortiguamos muy bien la caída. Teníamos las primeras posiciones en renovables, con Solaria en primera posición y también las ‘utilities’”, explica Ignacio Salido, uno de los miembros del equipo de gestión del fondo.

Publicidad

“Luego, durante el verano, empezamos a ver que había cierta rotación del mercado hacia valores más agresivos como Acerinox, Arcelor, Airbus, Amadeus e IAG”, añade.

La clave fue la flexibilidad

Y es que estas rentabilidades no hubieran sido posibles si estos gestores no hubieran hecho bandera de la flexibilidad, cambiando la cartera cuando lo consideraron preciso, en función de lo que iban dictando los flujos del mercado.

La clave del éxito es no tener una filosofía determinada. Realizar cambios sin enamoramiento de un determinado valor o de una determinada filosofía de inversión. Nosotros nos sabemos adaptar al mercado en cada momento”, explica Miguel Méndez Pérez, director general de Metagestión.

“Y, luego, mucho trabajo, 3-4 comités de inversión diarios, reuniones constantes de los tres miembros del equipo, seguimiento de los flujos y capacidad de adaptación al mercado”, añade Méndez, con orgullo.

En portada

Noticias de