Fondos y ETF

Los gestores abren hueco a los fondos chinos en las carteras

China registra expansión económica tras el final del confinamiento y supone una fuente de optimismo en un mundo preso del pánico

Síntomas de recuperación en la bolsa china

Las tiendas abren sus puertas, regresan los atascos y las grúas de los muelles chirrían de nuevo en los enormes puertos de China. La gran fábrica del mundo quiere volver a la normalidad tras la mayor epidemia que se recuerda en mucho tiempo y, contra todo pronóstico, podría lograrlo con más rapidez de lo esperado. Así lo sugiere el índice de gestores de compras (más conocido por sus siglas en inglés, PMI) que, en marzo, se situó por encima de 50, cota que marca el nivel a partir del cual hay expansión económica.

Pero, más importante que eso aún, los casos de transmisión local de coronavirus prácticamente han desaparecido. Es decir, que China ha superado la enfermedad (o, al menos, la primera oleada de la misma). Y eso constituye una esperanza para Occidente, donde el número de infectados no cesa de crecer. 

«La vida regresa lentamente a la normalidad en el país donde comenzó la pandemia mundial. El consumo chino lanza un rayo de esperanza en el naufragio económico provocado por el coronavirus», explica Ned Salter, director de análisis de renta variable de Fidelity.

Y así lo refleja la bolsa del país, la que mejor comportamiento ha registrado en lo que va de año, con un retroceso del 9% (respecto al 30% que se deja el Ibex 35; el 28% que recorta el Euro Stoxx 50 o el 22% que cede el S&P 500).

Tomar posiciones

Teniendo en cuenta esto, algunos expertos como José María Luna, de Luna Sevilla Asesores, están empezando a recomendar a los inversores que tengan algo de exposición al dragón asiático: «China es el primer sitio donde se está saliendo de la crisis. Es resistente. El Estado va a poner todo de su parte para reactivar la economía y no perder el liderazgo. Por sectores, tecnología e industria son los que más nos gustan», dice.

Una opinión que comparten en Hamco Financial: «El impacto en su bolsa ha convertido las buenas oportunidades en excelentes oportunidades. Hay muchas empresas con balances fuertes, capaces de sobrellevar esta crisis de forma satisfactoria, con negocios muy bien consolidados, algunos quizás con más de un siglo de historia y un equipo gestor que ha venido tomando buenas medidas. Además, los riesgos son considerablemente menores en comparación con Estados Unidos o Europa, donde la batalla aún continúa y las políticas estatales parecen lentas e ineficientes».

En cuanto a los sectores más atractivos, aquellos más expuestos al consumo interno podrían resultar ganadores, si tenemos en cuenta que aquellas compañías más ligadas a la exportación podrían seguir sufriendo como consecuencia del cierre de las fronteras hacia el exterior y de la situación de mayor vulnerabilidad de muchos clientes de China.

Fondos de consumo

En ese sentido, uno de los productos que apuestan por la recuperación del mercado de consumo más grande del mundo es el Fidelity China Consumer

Gestionado por un equipo local experimentado, el producto está encontrando oportunidades ahora mismo en áreas como el juego y la educación online o los seguros. En su cartera están las mayores compañías de China como Alibaba, Tencent o NetEase (el servicio de correo electrónico más usado en el país que, además, también explota negocios de música y juegos online). 

Si bien, no todo va a ser de color de rosa para China y, de hecho, algunos gestores han puesto en cuarentena el optimismo generado por la publicación del PMI de marzo. «Desglosado, el dato refleja que los nuevos pedidos de exportaciones permanecieron por debajo de 50, lo que sugiere que la demanda externa se contrajo. Por eso, debido a la debilidad de la demanda exterior y a las posibles disrupciones en la cadena de suministros, no esperamos una rápida normalización de la economía china», advierte al respecto Sophie Altermatt, economista de Julius Baer.

Quizá por eso, Isabel Sánchez Burgos, de Profim Arquia Banca, recuerda que solo los inversores con un perfil de riesgo agresivo deben plantearse entrar en un fondo de este tipo y, siempre, como una parte pequeña de la cartera; de no más de un 5%.

Por su parte, Victoria Torre, de Singular Bank, propone la alternativa de tener exposición a China a través de carteras más diversificadas. En concreto, ella cita el T.Rowe Price Funds SICAV-Asian Opportunities Equity Fund y el Schroder ISF Asian Opportunities. Este último es un producto de cinco estrellas Morningstar que le gusta por pertenecer a una de las gestoras con un equipo más extenso y experimentado en Asia. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses