Fondos y ETF

El teletrabajo ya tiene su propio ETF

Una firma estadounidense lanza un fondo cotizado centrado en compañías especializadas en el trabajo desde casa, una actividad que se ha multiplicado debido a la pandemia de coronavirus

El Teletrabajo ya tiene su propio ETF.
El Teletrabajo ya tiene su propio ETF.

El teletrabajo es una de las temáticas que los inversores han identificado como ganadoras dentro de la crisis del coronavirus. Millones de empleados de todo el mundo se han visto obligados a desempeñar su labor desde casa, dejando desiertas las oficinas y abriendo oportunidades de inversión en algunos negocios.

En este contexto, compañías como Zoom (especializada en esta área) han multiplicado su cotización un 275 por ciento en lo que va de año. Por eso, no es de extrañar que una empresa americana haya detectado el potencial del teletrabajo y haya lanzado un ETF especializado en ello.

La visionaria ha sido la compañía Direxion y el producto se llama Direxion Work From Home ETF. Comenzó a cotizar este jueves y, de momento, lleva un comportamiento relativamente plano.

¿Qué más leer?

Teletrabajo: los cuatro peligros que le acompañan

El ETF replica el índice Solactive Remote Work Index, que sube un 20 por ciento en el año.

Este índice está integrado por 40 compañías especializadas en las áreas de computación en la nube, ciberseguridad, gestión online de proyectos, comunicación en remoto y gestión de la documentación.

Composición de la cartera

En el fondo caben desde compañías desconocidas como Proofpoint o Perficient a las mayores cotizadas del mundo, como Amazon o Microsoft (esta última anunció recientemente que el uso de sus herramientas de teletrabajo se ha incrementado en una proporción del orden del 775 por ciento por la pandemia).

En concreto, entre las compañías con más peso en el índice, destacan la plataforma de comunicaciones en la nube Twilio, la compañía de ciberseguridad Crowdstrike Holdings, la plataforma de videoconferencias Zoom Video, la compañía de ‘software as a service’ Inseego, la empresa de gestión de la identidad y acceso Okta, el servidor Elastic, la plataforma de intercambio de archivos Box, la empresa de verificación de la identidad Ping Identity, la compañía de ciberseguridad Fortinet y Amazon.

Las que más suben en el año son: Zoom video (275 por ciento); Twilio (120 por ciento en el año), Crowdstrike Holdings (97 por ciento en el año); Okta (74 por ciento en el año) y la compañía de soluciones en la nube para empresas RingCentral (69 por ciento en el año).

Componentes en números rojos

También hay componentes en rojo dentro del índice durante 2020, pero sus caídas son compensadas por estas fuertes revalorizaciones. Así, la compañía de hardware para videoconferencias Planttronics cae un 50 por ciento en el año; Hewlett Packard, un 40 por ciento; o la empresa de nube empresarial Nutanix, un 30 por ciento.

Viendo la composición del ETF, es evidente que ofrece una combinación de empresas puramente centradas en este tema y gigantes tecnológicos que beben de esta y otras temáticas. Una diversificación que puede resultar adecuada.

Sin embargo, su mayor riesgo puede estar en las elevadas valoraciones que han alcanzado las cotizadas de esta temática en los últimos meses, en los que ha llegado a hablarse de la posibilidad de que ciertos activos tecnológicos pudieran estar en precios de burbuja. Un ejemplo de esto podría ser, por ejemplo, Zoom Video.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses