Banco Santander y BBVA apuestan por las cuentas online para esquivar comisiones

BBVA y Banco Santander se lanzan a comercializar cuentas digitales sin comisiones para aumentar su base de clientes

Banco Santander y BBVA han lanzado cuentas sin comisiones cien por cien digitales dentro de una estrategia para ganar clientes aprovechando que los clientes huyen de las entidades que cobran cargos por mantenimiento y administración de sus cuentas.

La entidad que preside Ana Botín dio un giro de 180 grados a su estrategia en septiembre y apostó por lanzar una cuenta cien por cien digital en la que no se cargan comisiones en sus cuentas ni tampoco por las tarjetas (la de débito será gratuitas) y sin tener que domiciliar la nómina. Asimismo, el cliente tiene la opción de abrirse dos cuentas totalmente gratuitas.

Por su parte, BBVA también dispone de una cuenta totalmente gratis, sin requisitos (no es necesario tampoco domiciliar la nómina ni los recibos), con acceso a tarjeta gratuita de débito y con la posibilidad de tener dos titulares por cuenta.

En ambos casos los clientes pueden retirar dinero de la red del banco sin cargos y únicamente las entidades sólo piden que el nuevo cliente se dé de alta a través de los canales digitales.

Ampliar la base de clientes

Las entidades comenzaron a cobrar comisiones desde que comprendieron que la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE) había llegado para quedarse durante un periodo de tiempo prolongado.

Ante la imposibilidad de mejorar sus márgenes de intereses a través del negocio bancario tradicional, los bancos comenzaron a aplicar comisiones a sus clientes menos vinculados, con el fin de aumentar los productos contratados con la entidad, compensando así la caída de los ingresos.

Publicidad
Publicidad

Esto provocó una fuga por parte de los clientes insatisfechos por el aumento de las comisiones en servicios que anteriormente eran gratuitos e hizo que los bancos tradicionales incluyeran entre su catálogo de productos cuentas sin comisiones, únicamente para nuevos clientes con el fin de aumentar su base de clientes.

Precisamente, BBVA logró en los primeros meses que su cuenta online captara 700.000 clientes, confirmando la validez de la estrategia. La propia entidad señala en su web que cada hora alrededor de 1.500 clientes abren una cuenta en la entidad.

Y es que las entidades saben que la cuenta es la vía de entrada para que los clientes contraten otros productos más rentables vía comisiones como pueden ser seguros, planes de pensiones y fondos, así como productos de financiación (hipotecas y créditos al consumo).

Los menores costes que soporta la banca digital, la clave

Las cuentas digitales, bien de la banca tradicional, o de la banca online están siendo la verdadera alternativa para los clientes para evitar el cobro de las comisiones.

Esto se debe a que estas cuentas soportan menos costes, al no tener que atender a los clientes en las oficinas, tampoco las usan para la operativa habitual. Y esta estrategia comienza a ser cada vez más habitual. Así, la cuenta Clara de Abanca también es únicamente por internet, no tiene comisiones de mantenimiento ni cobra por emitir transferencias ni por la tarjeta de débito asociada.

Publicidad

La excepción sería Bankinter, que se convierte en la banca tradicional con menores comisiones, al cobrar únicamente 22,5 euros al semestre si no se cumplen las condiciones.

Dentro de la banca digital destacan las entidades puramente online como Openbank, ING, Coinc o Imagin, la filial digital de Caixabank, que intentan atraer a los clientes más jóvenes que su vez son nativos digitales.

Un trimestre de comisiones

El cobro de comisiones se aceleró en el último trimestre del año. Entre las entidades más agresivas en sus políticas de comisiones destacaba el propio Banco Santander, que cobra hasta 20 euros mensuales a aquellos clientes que no tengan ningún producto vinculado con la entidad (60 euros al trimestre), pero se reduce a la mitad, 10 euros mensuales (30 euros a los tres meses), si se tiene la nómina domiciliada.

BBVA cobró entre 15 euros y 40 euros a los clientes menos vinculados entre los últimos tres meses del año. Para evitarlos, el cliente debe domiciliar una nómina de 800 euros, cinco recibos y hacer 7 cargos con tarjeta al trimestre.

Publicidad

30 euros trimestrales son los cargos en concepto de comisiones que cobran las entidades como Banco Sabadell, Kutxabank y Unicaja.

Los clientes de la antigua Bankia podrían pagar hasta 60 euros en comisiones tras el cambio a Caixabank si no domicilian una nómina de 600 euros y hacer, al menos, tres pagos con tarjetas de CaixaBank Payments & Consumer en el trimestre anterior al de la liquidación o tener 3 recibos domiciliados. En el caso de que sólo tengan la nómina domiciliada pagarán 15 euros.

Finalmente, Abanca cobra comisiones al semestre de 50 euros cada cargo sino se cumplen las condiciones establecidas por la entidad, como uso de tarjetas y domiciliación de nóminas.

En portada
Publicidad
Noticias de