Astrazeneca fracasa en prevenir el Covid-19

El estudio Astrazeneca se para al no lograr el objetivo principal de conseguir prevenir la enfermedad en el porcentaje necesario.

Astrazeneca ha comunicado que su último estudio para lograr un tratamiento contra el Covid-19 en pacientes sintomáticos a través de anticuerpos ha fracasado al no lograr el objetivo principal de conseguir prevenir la enfermedad en el porcentaje necesario.

El estudio, llamado AZD7442, demostró que los adultos no vacunados mayores de 18 años con exposición al virus en una horquilla de ocho días se recuperaron en un 33% en comparación con los pacientes a los que se les administró placebo, una cifra poco significativa.

Publicidad

El remedio, que estaba en fase 3, la previa a la comercialización y probándose sobre en 1.212 pacientes, aseguraba que sería capaz de lograr una inmunidad más efectiva que la vacuna para las personas que no pudiesen ser vacunas.

El mercado mantiene la calma

Según se expone en el comunicado remitido por este hecho, se había comprometido con los Estados Unidos a enviar 500.000 dosis para este en el corto plazo y llegar hasta las 700.000 a cierre de curso.

El fiasco supone para la compañía de origen británico dejar de ingresar unos 610 millones de euros por le acuerdo con el Gobierno de Joe Biden.

Publicidad

Los inversores optan por la prudencia y tras conocerse la noticia los títulos de la compañía permanecen prácticamente planos en la Bolsa de Londres.

Publicidad

En este sentido, el departamento de análisis de mercados de Bankinter señala que, aunque se trata de una noticia negativa pues se pierde una nueva vía para luchar contra la pandemia, "se refuerzan las expectativas de combatir la pandemia mediante las vacunas".

Astrazeneca tiene más estudios abiertos

Esta calma de la comunidad financiera reside también en el hecho de que Astrazeneca tiene abiertos más ensayos que buscan el mismo objetivo que el del AZD7442.

El objetivo siempre es lograr inmunidad más allá de la vacuna con tratamientos de anticuerpos para pacientes a los que no se les puede inyectar el suero o que tienen o han tenido recientemente la enfermedad.

También se mueven en la misma línea otros actores como Regenereon o Eli Lilly que trabajan con anticuerpos monoclonales similares a los que se usan actualmente.

En portada
Publicidad
Noticias de