Blackrock y Vanguard modifican sus posiciones en las farmas del Covid-19

Los gigantes de la inversión Blackrock y Vanguard, accionistas de referencia en Astrazeneca, Pfizer y Moderna, realizaron ajustes de calado en sus posiciones en estas compañías

Blackrock y Vanguard encadenan dos meses consecutivos de modificaciones en sus posiciones en las farmacéuticas que ya tienen en el mercado una vacuna contra el Covid-19: Astrazeneca, Pfizer y Moderna. Se tratan, además, de grandes paquetes accionariales que en algunos casos rozan los 5 millones de títulos. 

Blackrock, que es el segundo máximo accionista de Pfizer, registró a cierre de abril un incremento de posición de 4.890.090 acciones, según los registros de Bloomberg, para elevar su presencia en la compañía hasta rozar los 402 millones de títulos, con un precio de mercado actual de 15.610 millones de dólares, para controlar el 7,18% del circulante. 

Publicidad

Por su parte, Vanguard es el primer accionista de la farmacéutica estadounidense y a final de marzo elevó su apuesta en 2.955.372 títulos para aumentar su peso hasta el 8,06% del capital social, con un previo de mercado de 17.730 millones de dólares representativos de más de 450 millones de acciones. 

Vanguard recorta su posición en Moderna 

El tercer máximo accionista de Pfizer es el fondo State Street, con sede en california y muy activo en las compañías del sector salud incluyendo a compañías españolas como Pharmamar. Este accionista, que controla un 4,92% de la sociedad, decidió recortar su posición en 4.694.281 títulos para un total de más de 275 millones de acciones a un precio en Wall Street de 10.810 millones de dólares. 

De vuelta a Vanguard, el mayor gestor de fondos del mundo decidió, en la misma fecha en la que subió su apuesta por Pfizer, recortarla en Moderna en 4.452.825 títulos para poseer ahora un 4,71% de la compañía y bajar hasta el cuarto puesto del accionariado con un peso valorado en 3.200 millones de dólares. 

Por encima de Vanguard se sitúa Flagshiop Pioneering, con un el 5,13% del capital social y sin modificaciones recientes, y en el segundo puesto aparece Blackrock con el 5,15% del circulante correspondiente a más de 20,6 millones de títulos valorados en 3.470 millones de dólares después de comprar 202.878 acciones a cierre de abril. 

Publicidad
Publicidad

El primer accionista de Moderna es Baillie Gifford and Company, un gigante británico de la inversión, que controla el 11,29% del capital social con más de 45,33 millones de acciones con un precio en base a la cotización de 7.670 millones de dólares tras comprar recientemente 646.378 títulos.

Triple aumento en Astrazeneca 

Mientras que en Pfizer y Moderna sus inversores de referencia han realizado modificaciones tanto con compras como con ventas, Astrazeneca únicamente registra incrementos de posición entre sus tres primeros accionistas

El último en hacerlo, el día 25 de mayo, según los registros de Bloomberg, ha sido su inversor principal, Blackrock, que compró 202.801 acciones para elevar su peso en el accionariado hasta el 8,55% del circulante con más de 112,23 millones de títulos a un precio de 9.045 millones de libras. 

Capital Group es el segundo accionista de la farmacéutica de origen británico y compró 16.786.731 acciones que le colocan con el 7,68% del capital social valorado en 8.100 millones de libras al controlar más de 100,77 millones de acciones. 

Vanguard sumó a cierre de abril 1.272.640 millones de títulos nuevos para un total de 62.528.190 acciones que le colocan como tercer accionista con el 4,76% del circulante para una posición valorada en 3.990 millones de libras. 

Publicidad

Moderna, líder en bolsa 

El descubrimiento y posterior aprobación de las vacunas contra el coronavirus no ha sentado por igual a la cotización de estas compañías y Moderna se coloca como la líder en esta parcela, pues para su negocio ha sido un espaldarazo mucho más elevado que para gigantes de la industria como Pfizer o Astrazeneca. 

Los títulos de Moderna avanzan este año más de un 50% después de dispararse un 418,92% el año pasado. En cambio, tanto Astrazeneca como Pfizer cerraron 2020 con pérdidas en bolsa, del 3,72% y del 3,71% respectivamente. 

Respecto a este curso, los títulos de la británica avanzan más que los de la estadounidense, más de un 10% para Astrazeneca y algo más del 3% para Pfizer.  

En portada
Publicidad
Noticias de