Empresas del continuo

OHL evita el impacto de la pandemia en sus cuentas

El ebitda de la compañía fue de 13,6 millones, un 49,5 % más que un año antes. Así, acumula cinco trimestres consecutivos en positivo

Junta de accionistas de OHL

La pandemia de coronavirus arrasó con las economías mundiales, pero OHL no notó su impacto. Así lo demuestran sus cuentas del primer trimestre en el que su pérdida neta fue de 7,3 millones de euros, lo que supone un recorte del 5,2% en sus números rojos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El motivo por el que la constructora apenas sufrió las consecuencias de la pandemia fue el resultado bruto de explotación (ebitda) que fue de 13,6 millones, un 49,5 % más que un año antes. De esta forma acumula cinco trimestres consecutivos en positivo, según la información publicada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

¿Qué más leer?

El coronavirus se lleva por delante la fusión de OHL y Caabsa

No obstante, más allá de los datos de estos primeros meses, OHL admitió que el coronavirus se dejará notar en sus cuentas, aunque no se atrevió a realizar una estimación.

La empresa participada por el grupo Villar Mir reconoce que la crisis sanitaria no tuvo "impacto significativo" en sus cifras y su actividad hasta marzo gracias a la diversificación geográfica del grupo, con presencia en los Estados Unidos, Latinoamérica y República Checa.

Cae el negocio internacional

Por el lado contrario, y a pesar de la mayor aportación internacional, la cifra de negocio descendió un 4,3%, hasta situarse en 655,6 millones de euros. La firma obtuvo del exterior casi tres cuartas partes (el 74,6%) de estos ingresos, frente al 68,1% del ejercicio anterior.

La compañía afrontaba la pandemia con una liquidez de 543,6 millones, tras amortizar en marzo 73 millones de saldo vivo de un bono emitido en 2012. Y además, reforzó su posición con un crédito sindicado de 140 millones con aval del Estado.

¿Qué más leer?

Las eléctricas impulsan al IBEX 35

Al margen del refuerzo de la liquidez, la compañía ha tomado medidas de protección de la plantilla y ha aprobado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de tres meses, que podría a afectar a más de 1.300 empleados.

Adiós a la fusión con Caabsa

Aunque el coronavirus no afectó a sus cifras, sí lo hizo en el proyecto de fusión que OHL negociaba con el grupo mexicano Caabsa, propiedad de los hermanos Amodio. La constructora abandonó este propósito y pasó directamente a estudiar la venta del 33% de la compañía a los mismos inversores.

La operación se contemplaba desde finales del año pasado pero sonó con fuerza en febrero, justo antes de que estallara la pandemia del coronavirus.

Y fue precisamente la crisis sanitaria y económica la que terminó por frustrar la fusión, ante las dificultades y la fuerte volatilidad que azotó a los mercados en los últimos meses.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses