Empresas del continuo

Abengoa negó 15 veces el acceso a la auditoria de KPMG a los minoritarios

La ingeniera sigue sin facilitar a Abengoashares el informe de KMPG que provocó el preconcurso de Abengoa

Gonzalo Urquijo, presidente de Abenewco 1.

Abengoa mantiene la confidencialidad del informe de KMPG por el cual decidió declarar el preconcurso de acreedores de la sociedad y según la plataforma de accionistas minoritarios de la multinacional, Abengoashares, el consejo de administración ha negado 15 veces la entrega de la auditoría.

¿Qué más leer?

Marcos de Quinto: "Abengoa sigue ocultando información"

Tras estas negativas, la plataforma reclama a la ‘big four’ el informe de valoración en el que se dictamina, según la ingeniera, que la sociedad está en causa de disolución por un pasivo de 153 millones de euros.

Desde la sevillana exponen que no están obligados a entregar a los minoritarios la documentación requerida al ser confidencial e insiste en que la fórmula para salvar la sociedad pasa por una adhesión de los proveedores al 96% del pasivo a través de créditos participativos.

Abengoashares reclama una nueva valoración

Por su parte, los pequeños inversores no darían por válida ni la fórmula de rescate ni la valoración de la compañía.

¿Qué más leer?

Abengoa y los minoritarios pactan posponer su careo judicial

Consideran que el argumento del coronavirus no es válido para calibrar el estado de la sociedad, por lo que piden una nueva valoración de los activos del grupo y que el pasivo se incluya en la totalidad de la deuda del rescate para salvar de forma directa a la empresa.

Esta maniobra les aseguraría tener representación dentro del nuevo grupo encabezado por Abenewco 1, que ha sido la receptora del rescate al aglutinar bajo su paraguas todos los activos valiosos de la multinacional.

Sin la salvación de Abengoa no habría participación de la vieja matriz en Abenewco 1, por lo que los accionistas perderían su inversión. Con todo, el plan de reestructuración contempla una posición del 2,7% máximo, mientras Abengoashares solicita al menos un 20%.

Abengoa paga a los trabajadores

La compañía se ha puesto al corriente de pagos con sus trabajadores tras meses de retraso en el abono de las nóminas y continúa logrando contratos en España, el Reino Unido, Lituania y América Latina.

¿Qué más leer?

La batalla por Abengoa se centra en el control de activos y filiales

Esta situación invita a pensar a los minoritarios que una cuestión es la deuda y otra el desarrollo empresarial: “La compañía tiene un problema, pero también una gran capacidad de generar negocio”, señalan desde la asociación.

Por ello, insisten en su mensaje: “Lo que pretenden es arrebatar la compañía a sus legítimos dueños y no lo vamos a permitir”.

Las negociaciones continúan

Pese a que las negociaciones entre Abengoa y la agrupación de accionistas continúa, las tensiones caminan de nuevo hacia un punto álgido.

¿Qué más leer?

Los minoritarios de Abengoa rebajan sus exigencias

El careo judicial por el rescate se ha pospuesto, los minoristas podrán presentar sus candidatos en la junta extraordinaria de diciembre y estos accionistas han reducido su petición de participación en Abenewco 1, pero la tensión es latente.

“Los accionistas somos los legítimos destinatarios del informe para el futuro de la sociedad. No se nos facilita y las cuentas de 2019 siguen sin auditar, pero en paralelo se corre por presentar el preconcurso y se mete prisa para un rescate opaco que ningunea a los accionistas y algunos acreedores”, sentencian desde Abengoashares.

Con todo, lanzan un interrogante final: “¿No será que el preconcurso era deseado por los acreedores para los que parece que trabaja el consejo saliente?”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.