Pánico al efecto dominó de FTX: ¿quién más se tambalea?

El broker Genesis se emplea a fondo para levantar capital y esquivar la quiebra tras el impacto de FTX

El efecto dominó que causó la quiebra de FTX amenaza con impactar a varios gigantes de la industria cripto. La caída de las principales criptomonedas dejó al bitcoin colgando de un hilo y generó una onda expansiva de consecuencias imprevisibles.

Uno de los brokers más expuestos es Genesis, que acaba de advertir sobre el riesgo de bancarrota por culpa de su exposición a FTX.

Publicidad

La compañía se está empleando a fondo para recaudar capital, pero dijo que es posible que tenga que declarar la quiebra si estos esfuerzos fracasan.

El broker necesita al menos 1.000 millones de dólares para salir de los apuros y está manteniendo conversaciones con Binance, según explicaron fuentes financieras.

La filial de préstamos de Genesis congeló los reembolsos la semana pasada, después de que una de sus divisiones revelara que tenía 175 millones de dólares bloqueados en FTX.

Con todo, el grupo aseguró que no hay planes de declarar la bancarrota “de manera inminente”, pues sigue manteniendo conversaciones con sus acreedores.

Publicidad
Publicidad

Los apuros del fondo en bitcoins de Grayscale

Además, lo problemas también alcanzaron al fondo Grayscale Bitcoin Trust, un vehículo que gestiona 10.500 millones de dólares y es el mayor fondo del mundo en criptomonedas.

La cotización de este fondo cerró un 45 por ciento por debajo de las monedas que tiene en cartera, según los datos de Bloomberg. Y este lunes, la cotización cayó un 5 por ciento adicional.

El problema es que la quiebra de FTX generó una gran incertidumbre, que se ha traducido en “retiradas masivas” de fondos depositados en las casas de intercambio, dijo la firma investigación criptográfica Arcane Research.

Esta es la razón por la que Genesis cayó en picado, lo que obligó a la compañía a suspender las retiradas de fondos. Además, el desplome alimentó las dudas sobre la salud financiera de Digital Currency Group (DCG), la matriz de Genesis, que también controla Grayscale Investments.

Los temores a las consecuencias entre unos inversores ya conmocionados probablemente explican por qué el fondo de Grayscale se está vendiendo en mayor medida que el propio bitcoin, dijo Bloomberg Intelligence.

Publicidad

“Hay mucha preocupación, noticias y rumores sobre DCG, la matriz de Grayscale”, dijo James Seyffart, analista de la firma. “Creo que la gente solo quiere alejarse de cualquier cosa que pueda ocurrir, incluso si es solo una posibilidad remota”, apuntó este experto.

DCG, bajo la lupa del mercado

El miedo de los inversores parece razonable teniendo en cuenta que DCG es un auténtico gigante del ecosistema. “Son un problema en criptografía, sus huellas están por todas partes”, apuntó Wilfred Daye, director ejecutivo de Securitize Capital.

La joya de la corona del grupo es precisamente Genesis, un creador de mercado en toda regla que facilitaba liquidez a los inversores institucionales y que ahora busca desesperadamente levantar capital para huir de la quiebra.

Además, DCG también controla Grayscale y es la matriz del proveedor de servicios para la minería Foundry Digital. Igualmente, también controla el diario de noticias Coindesk y el broker Luno.

Publicidad

A lo largo de los años, la cartera de DCG ha tenido todo tipo de inversiones, desde Coinbase hasta el fabricante de billeteras frías Ledger, pasando por el banco cripto Silvergate.

Coinbase también sufre por la quiebra de FTX

De acuerdo con los datos de Bloomberg, el fondo de Grayscale tiene en cartera más del 3 por ciento de todos los bitcoins minados, monedas que están custodiadas por Coinbase.

Precisamente, Coinbase es único broker cripto cotizado en Wall Street y acumula una caída en bolsa del 32 por ciento desde que se conoció la quiebra de FTX. En el año, las pérdidas alcanzan el 80 por ciento.

Los títulos de Coinbase están así en mínimos históricos, impactados por el nerviosismo de los inversores tras el colapso del broker fundado por Sam Bankman-Fried.

Cuando se estreno en bolsa, el broker valía más de 85.000 millones de dólares y ahora no supera los 10.000 millones.

Publicidad

A pesar del hundimiento, aún sigue contando con la confianza de los analistas. “Estamos seguros de que no es otro FTX, pero eso no los hace inmunes a las consecuencias en el ecosistema criptográfico”, dijo Bank of America tras rebajar a Coinbase a neutral desde comprar.

En portada

Noticias de