El experimento de El Salvador con el bitcoin revienta

Fitch cita al bitcoin como uno de los motivos por los que rebaja el rating de El Salvador

El Salvador hizo una apuesta decidida por el bitcoin al convertirse en el primer país del mundo que registraba al criptoactivo como moneda de curso legal dentro de sus fronteras, pero la medida, que ya tuvo una gran cantidad de detractores antes de su aprobación, está afectando ahora a la credibilidad del estado centroamericano frente a los grandes inversores.

La agencia de calificación crediticia Fitch, de hecho, cita a la criptomoneda como uno de los principales motivos para rebajar el rating de El Salvador de B- a CCC, una bajada en el escalón de confianza respecto al país latinoamericano que supone pasar de un perfil de deuda de riesgo a uno de "mucho riesgo".

Publicidad

El Salvador hace frente a un escenario preocupante

De acuerdo al informe emitido por Fitch, la rebaja de calificación del perfil crediticio de El Salvador se produce por una gran variedad de motivos, como son el aumento de los riesgos de financiación derivados de una mayor dependencia de su deuda a corto plazo, o el reembolso de eurobonos de 800 millones de dólares al que tendrá que hacer frente en enero de 2023.

La agencia de calificación señala que el país latinoamericano se enfrentará a este escenario "con un déficit fiscal todavía elevado", y con un margen de maniobra limitado para encontrar financiación adicional tanto en el mercado local como en el mercado exterior.

Esta dificultad para acceder al mercado viene dada por los altos costes de los préstamos a los que tendría que hacer frente el gobierno salvadoreño, dada la poca confianza que inspira en un mercado que, de acuerdo al informe de Fitch, anticipa que la deuda del país aumente hasta el 86,9 por ciento en relación con el PIB generado en 2022.

Esta confianza se ha resentido, además, porque en opinión de la agencia Fitch, ha habido un debilitamiento de las instituciones, y una concentración de poder en la presidencia del polémico Nayib Bukele, que ha realizado una fuerte apuesta en bitcoin que se dedica a comunicar activamente en Twitter.

Publicidad
Publicidad

El bitcoin como elemento de discordia

A ojos de Fitch, la figura de Bukele ha aumentado la imprevisibilidad de las políticas de El Salvador, una situación que se ha agravado por la adopción del bitcoin como moneda de curso legal, ya que ha añadido incertidumbre a la posibilidad de que el país centroamericano desbloquee la financiación para 2022-2023 que quiere obtener del Fondo Monetario Internacional.

"El Gobierno lleva casi un año manteniendo extensas conversaciones con el FMI para un posible programa de 1.300 millones de dólares a tres años", explican desde Fitch.

La agencia reitera que un acuerdo con la institución internacional ayudaría a El Salvador a cubrir el déficit de financiación del Gobierno, y probablemente desbloquearía otros préstamos multilaterales. El problema, no obstante, es que "existen importantes diferencias entre ambas partes en muchas áreas clave", y uno de ellos es el uso del bitcoin.

En el informe del FMI publicado tras su visita al país presidido por Bukele, la entidad global recomienda, entre otras muchas medidas, eliminar el bitcoin como moneda de curso legal, al tiempo que pide una mejora de la regulación y la supervisión del sistema de monedas virtuales.

El informe del FMI concede que "es importante promover la inclusión financiera", motivo esgrimido por Bukele a la hora de legalizar el bitcoin, y reconoce que "los medios digitales de pago, como la billetera electrónica Chivo, pueden tener un rol" en este objetivo.

Publicidad

La institución monetaria internacional, sin embargo, enfatiza en su informe que es necesario "fortalecer la regulación y la supervisión del nuevo ecosistema de Chivo y Bitcoin", puesto que existen grandes riesgos asociados al uso del bitcoin para la estabilidad financiera, la integridad financiera y la protección del consumidor, así como las posibles contingencias fiscales.

El FMI insta a las autoridades, por tanto, a limitar el alcance de la ley Bitcoin, eliminando su calidad de moneda de curso legal.

El Salvador redobla su apuesta

Lejos de retractarse de su apuesta ante los avisos tanto de Fitch como del FMI, El Salvador ha anunciado que una de sus opciones para conseguir financiación pasa por emitir bonos denominados en bitcoin.

De acuerdo a las declaraciones del Ministro de Finanzas de El Salvador, Alejandro Zelaya, su gobierno emitirá bonos con un cupón del 6,5 por ciento en la plataforma de intercambio Liquid, lo que permitiría a los inversores a hacerse con estos instrumentos de renta fija por menos de 100 dólares.

Publicidad

"En el caso de los bonos bitcoin, la ventaja que tienen es que aceptan pagos también en el propio bitcoin, entonces tienes acceso a un mercado de capital sumamente amplio [...] lo que te da una mayor probabilidad de venta", afirmaba Zelaya.

Fitch, de nuevo, expresaba sus dudas sobre la capacidad de emitir "bonos respaldados por bitcoin" a través de un nuevo canal de distribución.

El bitcoin se toma un respiro

Al margen de las decisiones de inversión de El Salvador, el bitcoin está pasando por unos meses de valle desde el inicio de 2022 en los que no logra recuperar el techo de los 50.000 dólares.

Durante la jornada del miércoles, sin embargo, la criptomoneda líder del mercado ha recuperado algo de fuerza con una subida en torno al 0,7 por ciento, impulsada por los rumores del mercado anunciados por primera vez por Coindesk de que Blackrock medita ofrecer compraventa de criptoactivos a sus inversores a través de su propia plataforma de inversión, Aladdin.

En portada
Publicidad
Noticias de