El bitcoin falla a la hora de ser una protección contra la inflación

Los inversores rechazan comprar el bitcoin tras el primer aumento serio de la inflación. Elon Musk dice que Tesla no aceptará la moneda

El fuerte incremento que registró la inflación en los Estados Unidos, la mayor subida desde 2008, provocó fuertes caídas en las bolsas y los bonos. También tumbó al bitcoin, la criptodivisa que estaba llamada a ser el valor refugio que brindara protección contra la subida de los precios.

Publicidad

A la hora de la verdad, todos los activos de riesgo descontaron un movimiento más agresivo en la política monetaria de la Reserva Federal. Y todos se encogieron como el papel de fumar, incluido el bitcoin.

El fracaso llega para el bitcoin en un momento complicado, justo cuando libra una guerra con el ether por la hegemonía del mercado de criptodivisas, según analiza esta semana la revista INVERSIÓN.

Es cierto que Elon Musk aportó su granito de arena para lastrar algo más la moneda, tras anunciar que Tesla dejará de aceptar el bitcoin como moneda de pago. Y eso que maquilló las cuentas del grupo con la moneda.

Justificó la decisión por el consumo de energía, una excusa cuando menos absurda. Bien sabía el empresario el alto coste energético que tiene la minería de monedas digitales cuando pocos meses antes se deshacía en elogios con el bitcoin.

Publicidad
Publicidad

Los inversores desconfían del bitcoin como cobertura ante la inflación

La cuestión es que entre el dato de inflación y los dardos de Musk, el bitcoin encajó una caída superior al 6%. La criptodivisa se emplea a fondo para no perder los 50.000 dólares, un nivel muy psicológico que podría dar paso a más caídas.

El problema de fondo es que el bitcoin no dio la talla. Han corrido ríos de tinta sobre el papel de la moneda como protección contra la inflación.

Si los inversores se hubieran creído de verdad este argumento, el bitcoin tendría que haber reaccionado al dato de inflación registrando fuertes subidas. Si es verdad que la inflación amenaza la rentabilidad de las carteras, era la hora de ponerse a cubierto.

Pero el bitcoin cayó, como lo hizo la renta variable, los bonos o las tecnológicas. Todos tienen un rasgo en común, son activos de riesgo.

El papel del bitcoin como reserva de valor está bajo la lupa de los inversores

Incluso el oro, la reserva de valor por excelencia, perdió más del 1%.  El comportamiento del metal amarillo fue menos explosivo pero consistente con lo que el dato de inflación sugería. Hay más riesgo en el mercado.

El problema de los activos que son reserva de valor, como el oro, y los que pretenden serlo, como el bitcoin, es que no generan efectivo, no aportan gasolina a las carteras.  

Publicidad

Las acciones generan dividendos, los bonos cupones, pero todo esto es ajeno al oro y al bitcoin. Su rentabilidad futura depende de su capacidad para ser una reserva de valor creíble.

El oro no tiene nada que demostrar, es el estándar aceptado universalmente, pero la moneda digital más popular del mundo naufragó a las primeras de cambio.  

Los expertos tratan de encajar el puzzle de Musk

La primera prueba seria para el bitcoin como reserva de valor se mezcló con la espantada de Elon Musk. En el mercado ha generado muchas dudas y los expertos tratan de comprender qué pasa por la cabeza del hombre más rico del mundo.

La respuesta más lógica es que está sintiendo la presión” de quienes piensan que “no se puede ser verde y al mismo tiempo poseer activos criptográficos”, dijo el inversor Michael Terpin. A su juicio, se trata de una postura “desinformada”.

En concreto, este experto argumentó que la energía empleada para generar bitcoin procede en un 70% de fuentes renovables.

Publicidad

Hay algo que no cuadra en las palabras de Musk

Además, apuntó que el consumo es mucho menor que la que se emplea en la minería del oro o para alimentar los sistemas bancarios globales.

Para Vijay Ayyar, estratega de la firma Luno, “hay motivos desconocidos en juego”. A su modo de ver, la decisión de Musk es “un poco sorprendente”.

Tesla compró bitcoin en enero y el argumento es el mismo, tanto si las usa como reserva de valor como por motivos transacionales. “Así que no cuadra”, apuntó Ayyar.

En el mercado se especula con la teoría de que Musk quiera impulsar alguna otra moneda digital. Su poder de influencia quedó sobradamente demostrado con el dogecoin, una criptodivisas que experimentó fuertes subidas cuando no vale para nada.

Publicidad
En portada

Noticias de