La Fed se desmarcará del BCE en su respuesta a la subida de los bonos

El banco central norteamericano insistirá en que el repunte de la inflación es puntual

La Reserva Federal (Fed) se reúne este jueves acaparando la atención de los inversores. El banco central que dirige Jerome Powell tiene la difícil misión de lograr un punto de equilibrio entre el optimismo de la recuperación económica al calor de las vacunas y la justificación de mantener las políticas expansivas durante un periodo largo de tiempo. 

Si el Banco Central Europeo (BCE) reaccionó por el alza de los rendimientos de la curva de tipos acelerando el ritmo de compras, las expectativas de que la Fed lleve a cabo algo parecido o, por lo menos, lance un mensaje en ese sentido son escasas. De momento hasta que veamos "progresos suficientes", señala Christian Scherrmann, economista para los Estados Unidos de DWS.   

Y eso, a pesar de que como advierte Mark Holman, CEO de TwentyFour (Boutique de Vontobel AM, los bonos del Tesoro estadounidense siguen marcando la actividad de los mercados por la presión al alza de los rendimientos.  

Publicidad

Hasta ahora, “la Fed ha considerado que el movimiento en este sentido es ordenado y consistente con sus expectativas de recuperación económica. Pero desde nuestra perspectiva, la principal preocupación sigue siendo el ritmo de subida de los rendimientos de los bonos soberanos estadounidenses”, explica el experto. 

Quizá, el origen de una posible nueva preocupación esté en la propia Fed. Parece que la autoridad monetaria no está escuchando al mercado, lo que podría estar dando a los bajistas en los treasuries potencia de disparo. 

Publicidad

Sin embargo, Tiffany Wilding, analista de PIMCO, señala que espera "una senda de tipos que siga siendo menos agresiva de lo que el mercado está valorando actualmenteEsperamos que la expectativa media de los tipos de interés para 2023 aumente solo hasta el 0,375%".

Publicidad

Evolución del mercado laboral 

El alza de los precios disparó las alertas. Tanto la Fed como el BCE se apresuraron a explicar que era algo puntual y que la inflación se irá moderando. 

Esto permitirá a la Fed ganar más tiempo y seguir poniendo el foco en la evolución del empleo. Los funcionarios de la Fed dedicaron bastante tiempo antes de la próxima reunión del FOMC a explicar que esperan que el mercado laboral tarde en alcanzar el máximo empleo, recuerda Sherrmann. 

En ese sentido, los funcionarios de la Fed insisten en que esta relación entre el bajo desempleo y la inflación es mucho más débil de lo que se pensaba.

“Dicho de otro modo, la Fed tiene la intención de seguir siendo complaciente hasta que vea una inflación realizada (y durante algún tiempo) que pueda atribuirse a la dinámica interna de la economía, especialmente del mercado laboral”, concluye el analista de DWS.  

Por su parte, Holman cree que la Fed está muy anclada en el presente y rechaza hacer comentarios sobre el futuro. “Los mercados son plenamente conscientes de que para recuperar todo el empleo perdido el año pasado es necesario que se creen alrededor de ocho millones de puestos de trabajo, y también saben que la inflación que está apareciendo es un fenómeno transitorio”, explica. 

Publicidad

Pero los mercados también son conocedores de la rapidez con la que se ha sucedido todo en este ciclo. De hecho, lo único que ha llevado un ritmo más lento ha sido la velocidad en la que la Fed se ha dado cuenta de todo. 

La opinión del mercado 

No obstante, las bolsas tienen una opinión diferente. Basándose en el futuro del euro-dólar a 3 meses, “ las expectativas del consenso apuntan a no menos de 5 subidas de tipos de 25 puntos básicos para mediados de 2024”, señala Sherrmann. 

Esto contrasta fuertemente con las expectativas de la Fed de una subida en total en 2024, tal y como se comunica en su resumen de proyecciones económicas.

Por lo tanto, los participantes en el mercado están buscando otros posibles ajustes de la política monetaria, como otra Operación Twist o un control directo de la curva de rendimientos.  

Publicidad

Pero hasta ahora se han visto decepcionados, al menos cuando escuchan a los portavoces de la Fed. Aunque algunos miembros del FOMC han destacado el reciente movimiento al alza de los rendimientos, la actual situación de las condiciones financieras sigue considerándose acomodaticia.

El presidente de la Fed, Powell, explicó que las condiciones financieras reflejan un conjunto más amplio de precios y activos y que el aumento de los rendimientos es probablemente una respuesta a las mayores expectativas de crecimiento.  

En portada
Publicidad
Noticias de