Los bonos estadounidenses descuentan una subida de tipos limitada de la Fed

El bono a 10 años se situó por debajo del 1,40 por ciento y el a 30 años, por debajo del 2 por ciento

Sorpresa en el mercado de bonos de los Estados Unidos. La rentabilidad del Treasury a 30 años se situó por debajo del 2 por ciento, por primera vez desde febrero.

Asimismo, la referencia a 10 años se situó por debajo del 1,40 por ciento, debido a que una venta masiva de acciones impulsó la demanda de los activos refugio.

Publicidad

En concreto, los rendimientos del Treasury a 30 años cayó hasta el 1,93 por ciento, mientras que los rendimientos a 10 años descendieron al 1,35 por ciento.

Estos descensos coincidieron con las caídas de los mercados asiáticos. El Nikkei finalizó la sesión con una fuerte caída de más del 3 por ciento.

Cambio de discurso de la Reserva Federal

El mercado sufrió un notable giro de aplanamiento en las últimas 48 horas. Esto es extremadamente inusual dado que la Reserva Federal ni siquiera empezó a subir los tipos. 

En la reunión del banco central de la pasada semana, su presidente Jerome Powell confirmó lo que ya comenzaba a ser un rumor en el mercado: que el banco adelantaría la subida de tipos de interés prevista para marzo de 2024 a 2023.

Publicidad
Publicidad

En concreto, el gráfico de puntos contemplaba dos subidas de los tipos ese 2023.

Pero los rendimientos de los bonos también bajan por una notable caída de las expectativas de inflación. Los analistas de Deutsche Bank señalan que el mercado está optando por una visión más pesimista de los tipos de interés. Es decir, que si decide adelantar la Fed esta subida de tipos, no irá muy lejos, si no quiere estrangular el crecimiento.

La fortaleza del dólar

El dólar estadounidense se situó en máximos de 10 semanas frente a sus pares. 

El mercado está asistiendo a una mayor fortaleza del dólar, a tasas reales más altas y una curva del Tesoro más plana. A su vez, las expectativas de inflación se moderan por lo que está viendo como deshacen las posiciones que tomaron con la vuelta de la inflación.

Las acciones de bancos, empresas de energía y otras empresas que tienden a ser sensibles a las fluctuaciones de la economía cayeron drásticamente después de la reunión de la Fed el miércoles, cuando el banco central tomó desprevenidos a los inversores al anticipar dos aumentos de tasas de un cuarto de punto porcentual en 2023.

Publicidad

El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, impulsó aún más la venta masiva el viernes al decir que el cambio hacia un endurecimiento más rápido de las políticas fue una respuesta "natural" al crecimiento económico y, en particular, a la inflación que se mueve más rápido de lo esperado a medida que el país reabre de la pandemia de coronavirus.

En portada
Publicidad
Noticias de