Comercio y administraciones públicas generan casi la mitad del empleo en UE

Casi la mitad del empleo de la Unión Europea (UE) se concentró en el comercio minorista y mayorista, transporte y hostelería (24,6 %), y en las administraciones públicas, defensa, educación, salud y trabajo social (23,6 %) en 2015, informó hoy Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

Frente al ligero incremento de estas actividades desde 1995, la industria redujo su peso en el empleo del 20,9 % hace 20 años al 15,4 % en 2015.

Pese al descenso, la industria permaneció como el principal ámbito económico de los Veintiocho en términos de producción, ya que generó el 19,3 % del valor agregado bruto, 4 puntos porcentuales por debajo de la tasa registrada en 1995.

En segunda posición se colocaron las administraciones públicas, defensa, educación y salud (19,1 %), seguidas del comercio, transporte y hostelería (18,9 %), el sector inmobiliario (11,2 %) y las actividades profesionales, científicas y técnicas (10,9 %).

El valor agregado generado por estas actividades creció en los últimos veinte años en las actividades profesionales, científicas y técnicas (2,4 puntos porcentuales más), la administración pública (1,1 puntos) y el sector inmobiliario (1 punto).

Apenas registró cambios en comercio, transporte y hostelería (del 19 % en 1995 al 18,9 % en 2015) y retrocedió la industria (del 23,3 % al 19,3 %), así como la agricultura y pesca (1,1 punto porcentual menos).

En España se repitió el esquema comunitario, aunque con leves diferencias.

El comercio mayorista y minorista, así como el transporte y el sector hostelero generaron en conjunto el 30,2 % del empleo durante 2015, cifra superior a la media comunitaria y la tercera mayor de los Veintiocho en el ámbito.

A continuación, se situaron las administraciones públicas, defensa, educación, salud y trabajos sociales con un 21,6 %, dos puntos porcentuales por debajo del promedio comunitario, así como las actividades técnicas y científicas con un 12,1 % (frente a un 5,6 % en 1995) y la industria con un 11,9 % (18,5 % en 1995).

Mientras que las labores técnicas y científicas se sitúan cerca del dato europeo (12,5 %), el de la industria resulta bastante inferior a la media (15,4 %).

La construcción solo supuso el 5,6 % de los trabajos en 2015, en comparación con el 9 % que representaba veinte años atrás y más cerca del promedio del 6,3 % en el club comunitario.

Con respecto al valor agregado bruto, comercio, transporte y hostelería repitieron en el primer puesto (23,2 %), seguido de las administraciones públicas (18,8 %) y la industria (18 %).

En cuanto al resto de países, la industria experimentó grandes retrocesos en el valor agregado bruto en Malta (pérdida de 11,7 puntos porcentuales en veinte años), Letonia y el Reino Unido (8,9 puntos en ambos), Finlandia (8,2 puntos), Luxemburgo (7,8 puntos) y Bélgica (7 puntos).

Solo en Irlanda, Hungría, Bulgaria y la República Checa creció la importancia de la industria.

En términos de empleo, la industria lideró el empleo en la República Checa (28,9 %), Polonia (22,9 %) y Eslovenia (22,5 %), mientras que la agricultura hizo lo propio en Rumanía (26,6 %).

Por otro lado, el comercio, transporte y hostelería fue el sector que más empleo generó el año pasado en Grecia (32,4 %), Chipre (32 %) e Irlanda (28,4 %), además del citado caso español (30,2 %).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.