Trading

Wall Street. La verdad del rally está en la media de 200 sesiones del S&P500

El S&P500 ataca la media de 200 sesiones, situada en los 3.000 puntos, pero no será fácil de derribar. Los fracasos ante esta media superan de largo a las salidas al alza

Los fabricantes de vacunas están cayendo en bolsa

Los inversores y analistas técnicos están siguiendo muy de cerca la evolución del S&P500, que en la sesión de este martes atacó sin éxito la media de 200 sesiones, situada en el entorno de los 3.000 puntos.

Enfrascados los inversores en la lucha contra el coronavirus y en el renovado pulso de Trump a China, esta media se ha convertido en casi una obsesión para Wall Street.

La teoría chartista dice que es una de las mejores herramientas para anticipar un cambio de tendencia a largo plazo. Sin embargo, hay que ir con mucha cautela porque históricamente no ha sido así.

En un análisis de Eduardo Faus, analista de Renta 4 Banco, cuando el futuro del S&P500 pierde la media durante un tiempo, “los rebotes posteriores tienden a alcanzar el paso de dicha media.

¿Qué más leer?

Powell dice que los daños del coronavirus serán "duraderos" y anticipa más medidas

Es decir, una vez perdida la media, y cuando los precios se mantienen por debajo durante un tiempo (como es el caso), los rebotes posteriores se topan precisamente con esta barrera.

"El hecho de que el S&P500 salga de un repunte del 35% y que la media se alinee con los 3.000 puntos, aparentemente hace que esta zona sea especialmente importante", dijo Kevin Dempter, analista de Renaissance Macro Research, según recoge Marketwatch.

Fuerte resistencia

Ahora bien, como recuerda José Luis Herrera, analista técnico independiente, y en una línea similar a la de Faus, históricamente, cada vez que hubo un desplome de precios tan acusado seguido por un rebote, “la media de 200 sesiones ha servido como fuerte resistencia”.

De hecho, recalca Dempter, “no es probable que se produzca la ruptura fácilmente, por lo que esperamos una dura batalla en el entorno de los 3.000 puntos”.

Esto no significa que “la vuelta a la baja deba ser inmediata”, recuerda Herrera. Lo normal sería ver cotizaciones por encima de la media algunas sesiones, para después corregir.

¿Qué más leer?

Trump debilita Wall Street con sus disputas con China

Por supuesto, la reacción alcista hasta los 3.100 puntos también es posible, pero “serían muy importantes dos o tres velas semanales por encima de los 3.000 si queremos ver una continuidad alcista sostenida”, dice Herrera.

Con la historia en contra

El S&P500 perdió la media de 200 sesiones en la primera semana de marzo, cuando las preocupaciones por el coronavirus y los daños permanentes que puede traer, junto con el cierre de las economías desataron una fuerte corrección en las bolsas.

Desde los mínimos que alcanzó a finales de marzo en los 2.237 puntos, el rebote es ya del 34% y es justo ahora cuando el selectivo más seguido del mundo vuelve a atacar la media de 200 sesiones.

Este asedio a los 3.000 puntos coincide además con la llegada del NASDAQ100 a los máximos de enero de este año.

El índice tecnológico, que en el año ya gana más del 4%, puede ser un gran catalizador para romper ‘la maldición’ del S&P500 con la media de 200 sesiones. Pero no será fácil. La estadística no acompaña.

Encerrado entre dos medias

Por la parte baja, los precios encontraron soporte en la media de 50 sesiones, que miden la tendencia a corto plazo y que pasa por los 2.737 puntos.

Desde 1928, hubo 29 rachas que duraron al menos 20 días con esta situación, es decir, con el S&P500 encorsetado entre la media de 50 y 200 sesiones.  

En 21 ocasiones, el S&P500 terminó perdiendo la media de 50 días, mientras que solo ocho terminaron con una ruptura por encima de la media de 200 días, según un estudio de Sundial Capital.  

Con estas cifras sobre la mesa, la probabilidad de que el S&P500 se incline por la caídas es del 72%. Pero incluso en las rupturas alcistas, el rendimiento promedio un año después fue del 9%.

sp500 Renta 4
S&P500. Gráfico Renta 4 Banco

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.