¿Por qué fracasan la mayoría de los traders?

¿Por qué fracaso? Es la pregunta apremiante entre aquellos que inician su operativa en el day trading

Posiblemente sea la pregunta más repetida en la historia del day trading. ¿Por qué fracasan la mayoría de los traders? 

Para responderla, Andrew Aziz, autor del libro Cómo vivir del day trading (Valor Editions), plantea imaginarse a tres distintos traders entrando exactamente en la misma operación perdedora. Sin embargo, la manera en la que reaccionan a sus pérdidas puede ser el catalizador que determine los resultados finales de su trading. 

Publicidad

Un trader puede sentirse desalentado, maldecir al mercado y darse por vencido ese día. Otro puede sentirse frustrado, operar más agresivamente para recuperar su pérdida previa y terminar perdiendo aún más dinero ese día. 

El tercer trader se toma un descanso, sale a pasear unos minutos para analizar sus emociones, vuelve a revaluar su estrategia, espera una señal clara de oportunidad y luego lleva a cabo una buena operación que le haga recuperar sus pérdidas y terminar el día sin ganar ni perder. 

¿Cuál es la diferencia fundamental entre estos tres traders? 

La respuesta a ambas preguntas, explica Aziz, es que el éxito y el fracaso se basan en cómo se comportan los traders y en cómo controlan sus emociones. Eso es lo que separa a los exitosos de los perdedores. 

Publicidad
Publicidad

Algo personal 

Una razón clave por la cual muchos traders fracasan es que se toman las pérdidas y eventos negativos del trading como algo personal. Su confianza y tranquilidad están conectadas a los resultados que tienen en el trading. 

Cuando les va bien, se sienten bien. Cuando se topan con pérdidas, se desalientan, se sienten frustrados y se cuestionan a sí mismos, sus estrategias y sus carreras. En vez de lidiar directamente con sus pérdidas de una manera constructiva, reaccionan a las emociones que surgen por tomar los sucesos de manera personal. 

Los traders de éxito son aquellos que se dedican al trading por sus habilidades y no por el dinero. Casi todos los traders profesionales esconden su columna de pérdidas y ganancias no realizadas durante sus operaciones. 

“No les interesa ver cuánto han ganado o perdido”, asegura el autor de Cómo vivir del day trading. “Se enfocan en la perfecta ejecución de un objetivo de ganancia o de un nivel de pérdida. Los traders que generan ganancias de manera consistente ven a todas y cada una de las operaciones que llevan a cabo, ya sean positivas o negativas, como una oportunidad para mejorar”. 

La disciplina es fundamental 

El day trading, relata Aziz, te obliga tanto a tomar decisiones como a ser muy disciplinado. Cada mañana debes escanear el mercado, encontrar las oportunidades y, en ocasiones, tienes tan solo unos segundos para decidir si comprar, vender o vender en corto, sin olvidar que la decisión hay que tomarla con alto grado de disciplina. 

La salud física y mental es uno de los factores principales que contribuyen a la disciplina de los traders. Las personas que siguen una dieta bien equilibrada y nutritiva, que se ejercitan con regularidad, mantienen un nivel de fitness y de masa corporal apropiados y se procuran un descanso adecuado, son más propensos a tener los niveles de atención y energía necesarios para ser traders eficientes. 

Publicidad

Aquellos que descuidan estos aspectos de su bienestar o, peor aún, que abusan del alcohol o las drogas, se toparán con que les es difícil concentrarse y tomar buenas decisiones. 

La fatiga, la tensión física y la mala salud frecuentemente afectan a la concentración del trader y tendrán un efecto adverso para lograr un proceso de toma de decisiones sólido. 

La vida fuera del trading 

Aziz también señala que ciertos aspectos de nuestras vidas fuera del trading también pueden influir en nuestra efectividad como traders. Los cambios en las relaciones personales como rupturas y divorcios, asuntos familiares como enfermedades y problemas financieros pueden reducir la habilidad de una persona para centrarse y tomar decisiones acertadas.  

“Por ejemplo, es común que los traders jóvenes experimenten mayor estrés después de casarse, tener hijos o comprar una casa nueva, porque estas responsabilidades financieras traen consigo preocupación y estrés adicionales”, asegura. 

Publicidad

El trading es una práctica estresante. Un error puede arruinar un mes. Hay una fina línea divisoria entre ser un buen trader y ser un trader perdedor. Si estás bajo presión, no hagas ninguna operación. 

El éxito del trader, en definitiva, llega si se puede controlar a sí mismo y practicar la autodisciplina. Ni las nuevas estrategias de trading, ni los consejos que se puedan encontrar en las salas de chat o en un libro, ni el más sofisticado software que podamos imaginar podrán ser de ayuda para los traders que no pueden controlarse a sí mismos ni a sus emociones. 

En portada
Publicidad
Noticias de